La tendencia a la baja en la mesa del ovino provoca malestar en la última Lonja de 2012

La última Lonja de 2012 no fue precisamente tranquila y es que los ganaderos no se mostraron conformes con las decisiones en la mesa del ovino. 

No fue precisamente tranquila la última Lonja de 2012 en el mercado de Salamanca con la mesa del ovino convertida en gran protagonista, aunque en el aspecto negativo. La bajada de precios, entre 10 y 20 céntimos, tanto de los lechazos como de los corderos encendieron los ánimos.

 

Sin novedades en las mesas de bovino, tanto de vida como de carne, y porcino donde en la última semana  del año se optó por mantener los últimos precios marcados.

 

Donde no gustó que los precios no se tocarán fue en la mesa de cereales, donde tan sólo el maíz registró una pequeña bajada. En leguminosas, nueva bajada para la lenteja de Salamanca y de la Armuña hasta los 1.000 y 1.200 euros por tonelada, respectivamente.