La temperatura del planeta ha subido 0,89ºC desde 1901 a 2012

El calentamiento es inequívoco. 

La temperatura de la superficie del planeta ha subido 0,89 grados centígrados entre 1901 y 2012 y la concentración del dióxido de carbono (CO2) es un 40 por ciento superior a la que había en la era preindustrial, según el resumen ejecutivo del V Informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU, al que ha tenido acceso Europa Press y que se dará a conocer este fin de semana en Estocolmo (Suecia).

 

Así, el resumen señala que la actividad humana ha sido la causante de la mayor parte del calentamiento de la Tierra entre 1951 y 2010, un periodo en el que las olas de calor y las lluvias torrenciales son más frecuentes que antes de 1950 y advierte de que únicamente un escenario agresivo de mitigación podría lograr mantener el aumento de la temperatura por debajo de 2 grados centígrados.

 

Otra de las conclusiones a las que ha llegado el panel intergubernamental en el que participan más de 3.000 científicos de todo el mundo es que el hielo del océano Ártico ha retrocedido a una media de un 3,8 por ciento por década desde 1979 y que se espera que el nivel del mar suba entre 26 y 81 centímetros de aquí a final de siglo.

 

El documento es fruto de seis años de nuevas investigaciones, tras el IV informe del IPPC que se dio a conocer en 2007. En este periodo se han logrado mejores mediciones en la superficie de la Tierra algo que, junto con los grandes avances informáticos ha proporcionado a los científicos la posibilidad de examinar la complejidad de los procesos físicos, químicos y biológicos y su influencia en el clima de la tierra. Por ello, este informe, según defiende el IPCC llega a conclusiones mucho más detalladas que los anteriores.

 

En este contexto, los científicos aseguran que "ahora es inequívoco" que la Tierra se ha calentado desde que comenzó el siglo XX, con un calentamiento que en el Ártico va al doble de velocidad que en el resto del mundo. La última década, de 2000 a 2009, fue la más cálida desde 1850.

 

Con estas evidencias crecientes, los científicos están ahora aún más seguros de a lo que conduce el cambio climático, ya que desde el último informe, publicado en 2007, se ha incrementado de muy segura (90%) a extremadamente segura (95%) la certeza de que ha sido la acción humana la causante de más de la mitad del incremento de la temperatura observado entre 1951 y 2020, debido sobre todo a la quema de combustibles fósiles y a la deforestación.

 

Además, los científicos estiman que los impactos de las emisiones de gases de efecto invernadero están aumentado ese incremento de las temperaturas y los cambios se están observando a través del sistema climático. Los océanos se están calentando y volviéndose más ácidos, el nivel del mar está subiendo y la nieve y el hielo se derriten además de que el tiempo se está volviendo más extremo.

 

De hecho, algunas de estas tendencias se espera que continúen el próximo siglo por lo que los científicos apuntan que sin una "agresiva" estrategia de mitigación la temperatura global del planeta parece que superará los 2 grados centígrados de aumento respecto a los niveles preindustriales en 2100.

 

El informe advierte de que si se observan las temperaturas de una década a la siguiente "está claro que la tierra se está calentando" y que cada una de las últimas tres décadas fue más cálida que las precedentes desde 1850. Concretamente, la década de los 2000 fue la más cálida de todas.

 

LOS OCEÁNOS RETIENEN EL RITMO 

 

En los océanos, el impacto de los gases de efecto invernadero se extiende por todos los mares del mundo, que se están calentando. Concretamente, desde que comenzó la era industrial, los ocáenos han capturado aproximadamente un 25 por ciento del dióxido de carbono en la atmósfera y esto ha provocado que haya "evidencias fuertes" de cómo el agua del mar se ha vuelto más ácida, con las consecuencias que esto supone para los ecosistemas marinos.

 

El nuevo informe describe cómo los océanos están jugando un papel importante en la actual ralentización del calentamiento de la superficie del planeta. En todo caso, combinando los datos sobre atmósfera, oceános y crisofera, los científicos han observado que la energía se ha seguido acumulando y se han mantenido los incrementos de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Sin embargo, el nivel del mar ha crecido 19 centímetros en el último siglo y este nivel está subiendo como resultado del deshielo.

 

De este modo, los científicos están seguros de que el actual periodo de ralentización del calentamiento es "temporal" por lo que consideran que el calentamiento seguirá en las próximas décadas se siguen emitiendo gases a la atmósfera.

 

Otro de los efectos a los que se refiere el V Informe es a los efectos de este fenómeno sobre las vastas placas de hielo en Groenlandia y en la Antártida, ya que algunas mediciones realizadas con satélite permiten asegurar a los científicos cómo el hielo de ambas áreas está perdiendo masa y superficie y que el ratio de deshielo está creciendo también.

 

El hielo del resto del planeta también está en declive porque ahora tienen una mejor estimación de que el área total cubierta con glaciares desde el anterior informe están en retroceso, salvo algunas escasas excepciones. El informe asegura que durante más de 20 años el hielo de los glaciares de todo el mundo ha sido menor que el año anterior y que el ritmo de pérdida de hielo está acelerándose.

 

Respecto a los eventos extremos, los científicos esperan un aumento de esta situaciones meteorológicas en las próximas décadas, con mayor número de olas de calor, de lluvias torrenciales y temperaturas elevadas en latitudes altas.

 

En definitiva, el nuevo informe habla de forma "inequívoca" de las causas observadas que están provocando cambios en el clima y señala al CO2 como el "gran" contribuyente del calentamiento global. El informe expone también distintos escenarios y los efectos que el cambio climático tendrá en las distintas regiones del planeta.