La televisión de pago ya está en uno de cada cuatro hogares

TRIBUNA

 El 24,4 por ciento de los hogares españoles ya contaba con televisión de pago en el primer semestre de 2015, porcentaje que supera el 21,9 por ciento de los seis primeros meses de 2014 gracias a las ofertas de los operadores y el interés por las series y los contenidos deportivos.

Según los datos del Panel de Hogares realizado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), todos los servicios de comunicaciones electrónicas aumentaron su presencia en los hogares españoles en el primer semestre de 2015, hasta alcanzar el 97,2 por ciento en el caso de la telefonía móvil, el 84,6 por ciento en la telefonía fija, el 79,4 por ciento en Internet y el 24,4 porciento en la televisión de pago.

 

 

En concreto, el crecimiento ha sido "muy significativo" en el caso de Internet y la televisión de pago, que han aumentado un 13,4 por ciento y un 11,4 por ciento, respectivamente, su presencia en los hogares españoles respecto al primer semestre de 2014.

 

Otra muestra del auge de la televisión de pago en España es que, en la combinación de servicios de comunicaciones electrónicas, los hogares que más crecen en términos absolutos son aquellos que cuentan con telefonía fija, telefonía móvil, Internet y televisión, debido a la venta conjunta de estos servicios a precios más favorables para el consumidor.

 

En concreto, este tipo de hogares representaba en el primer semestre de 2015 un 21,9 por ciento del total, frente al 17,5 por cieto de los seis primeros meses del año anterior. Además, también sube el porcentaje de hogares con fijo, móvil e Internet.

 

El principal motivo por el que se contrató la televisión de pago fue que los operadores realizaron a sus clientes una oferta que incorporaba este servicio al resto de contratados (49,8 por ciento), aunque el 32,9 por ciento también mencionó el interés por algunos canales de series y el 27,3 por ciento el interés por los contenidos deportivos.

 

Otras razones dadas por los participantes en el panel han sido el interés en canales de documentales (26,3 por ciento), ver menos publicidad (20,4 por ciento, ver películas que se han estrenado recientemente (18,6 por ciento) y la oferta infantil para sus hijos pequeños (14,2 por ciento).

 

Por el contrario, entre los argumentos esgrimidos para no contratar destaca con claridad el de tener suficiente con la televisión gratuita (71,8 por ciento), aunque también figura la falta de interés por este producto (34,9 por ciento) y que es cara (34,3 por ciento).

 

GASTO DE LOS HOGARES

 

En lo referente a los gastos medios por hogar en los paquetes y servicios de telecomunicaciones más contratados, estos disminuyeron en todos los casos, y especialmente en el caso de telefonía móvil de pospago de los hogares que no contratan servicios fijos y móviles empaquetados, cuyo importe cayó unos cuatro euros al mes desde principios de 2014, desde 30,5 euros a 26,3 euros.

 

EL 90,5% TIENE TELÉFONO MÓVIL

 

El estudio remarca que, a diferencia de los servicios fijos, cuyo uso comparten los miembros del hogar, la telefonía móvil se caracteriza por ser un servicio de uso individual. En concreto, en el primer semestre de 2015 el 90,5 por ciento de los individuos disfrutaron de algún servicio de telefonía móvil, cuatro puntos más que en los seis primeros meses de 2014.

 

 Entre estas personas, un 74 por ciento contrató un servicio móvil de pospago y un 22,8 por ciento contrató un servicio de prepago, mientras que el restante 3,2 por ciento contrató simultáneamente servicios de prepago y pospago.

 

El gasto por individuo y mes en servicios de telefonía de pospago fue de 16,5 euros al mes, inferior al de inicios de 2014 (18,8 euros al mes) pero ligeramente superior al de finales de 2014 (16,2 euros mensuales). Tan sólo una quinta parte de este importe se originó en servicios de voz y mensajería con origen nacional.