La tasa de ocupación aumentó en Castilla y León un 2,8% durante 2014

Foto: E.P.

Esta tasa de ocupación, que estudia la relación entre personas que están trabajando y profesionales activos, creció un 2,3% a nivel nacional.

Randstad, empresa líder en soluciones de recursos humanos, ha realizado un análisis del mercado laboral para conocer la evolución del trabajo en España a partir de la edad, el nivel formativo y la región en la que se sitúan los profesionales. Para ello, se ha estudiado los datos de 2014 del Instituto Nacional de Estadística (INE), que incluyen los tres primeros trimestres del año.

 

El análisis de Randstad detecta que la tasa de ocupación aumentó en 15 de las 17 comunidades autónomas en España durante 2014. Es decir, en todas las regiones de la geografía nacional, a excepción de Canarias y Andalucía. En el caso de Castilla y León, esta tasa ha crecido un 2,8%, por encima de la media nacional, cuyxa variación alcanza el 2,3%.

 

Baleares, Extremadura y Aragón son las tres comunidades autónomas donde más se ha incrementado la tasa de ocupación, ya que ha experimentado aumentos superiores al 4,5%. En el caso de la comunidad insular, ha pasado de tener una tasa de ocupación del 73% en el primer trimestre de 2014 a un 84% en el tercer trimestre de 2014, lo que supone la variación más pronunciada.

 

Canarias, por su parte, se sitúa como la comunidad autónoma que registra un descenso más pronunciado, con una variación negativa del 0,8%. Este dato viene motivado por el descenso en la tasa de ocupación femenina, que ha caído más de un 2%, mientras en los hombres aumenta un 0,5%.

 

En Andalucía este índice se mantiene prácticamente al mismo nivel, si bien experimenta un descenso del 0,3%. Al igual que en el caso anterior, esta variación está impulsada por una caída en la ocupación de las mujeres (-1,3%), ya que en hombres la evolución ha sido positiva (+0,5%).

 

A nivel nacional, la tasa de ocupación en España ha crecido un 2,3% en el último año, y se sitúa en el 76,3%. Esto supone que hay más de 17,5 millones de trabajadores frente al total de 22,9 millones de profesionales activos, según los datos publicados por el INE.

 

Los menores de 30 años experimentan el mayor aumento

Randstad, además, analiza la evolución del mercado laboral en función de la edad y la formación de los profesionales. De esta manera, detecta que el colectivo que mejor se ha comportado en materia de empleo en 2014 han sido los profesionales menores de 30 años. En concreto, aquellos que disponen de Bachillerato o un ciclo formativo de Grado Medio, con un incremento del 5%. Cabe destacar, asimismo, la evolución positiva de los trabajadores menores de 30 años con estudios de secundaria, que han aumentado su tasa de ocupación en más de cuatro puntos.

 

Esta variación positiva se ha registrado en todos los colectivos, cuando se analiza desde el punto de vista de la formación académica de los profesionales. Sin embargo, entre aquellos que cuentan con Educación Primaria o dejaron estos estudios incompletos, se aprecia un ligero descenso del 0,1%, que alcanza el 0,7% entre los mayores de 45 años.

 

En el caso de Castilla y León, se ha registrado una variación de la tasa de ocupación superior en hombres (+3,6%) que en mujeres (+1,8%). Cabe destacar que ha aumentado la tasa de ocupación en ambos sexos en todos los niveles formativos. El incremento más pronunciado en hombres se da entre los profesionales con Educación Secundaria, mientras que en mujeres, a las que mejor les ha ido en el mercado laboral son a quienes cuentan con Bachillerato o ciclo formativo de Grado Medio.

 

A nivel nacional, los empleados que cuentan con educación superior, más de 7,3 millones de trabajadores en España, han registrado un aumento de su tasa de ocupación del 1,3%. Este dato es superior en el colectivo de profesionales de entre 30 y 45 años, que han experimentado un incremento del 2%. La variación en términos de ocupación de los menores de 30 años y de los mayores de 45 años alcanza el 0,3% y el 0,5% respectivamente.

 

Cuatro de cada cinco nuevos trabajadores son hombres

Otro de los factores que tiene relación directa con el acceso al mercado laboral es el sexo de los profesionales. En este sentido, el análisis de Randstad detecta que los hombres han mostrado una evolución positiva más pronunciada que las mujeres en términos de contratación

 

De los más de 550.000 nuevos trabajadores que se han registrado, 440.000 son hombres, frente a 113.000 mujeres. Estas cifras suponen que cuatro de cada cinco nuevos empleados que se han incorporado al mercado laboral han sido hombres, entre los que destacan aquellos que cuentan con Educación Secundaria y Bachillerato o ciclos formativos de Grado Medio.

 

Cuando se analizan estos incrementos en función de la franja de edad de los trabajadores, se aprecian diferencias significativas. De esta manera, en hombres, son los mayores de 45 años los que más se han incorporado al mercado laboral, con un aumento de casi 195.000 trabajadores en los últimos tres trimestres.

 

En el caso de las mujeres, el colectivo que mejor se ha comportado en cuanto al empleo son las profesionales menores de 30 años. Casi la mitad de las trabajadoras que han accedido al mercado laboral pertenecen a este grupo. Cabe destacar, por último, que entre las mujeres, las mayores de 45 años con educación superior se sitúan como el segundo colectivo que ha experimentado una mejora más pronunciada.