La tasa de abandono escolar en la región baja 2,6 puntos hasta situarse en el 18,8%

Alumnos de 3, 4, y 5 años del Colegio Severiano Montero visitaron el CITA en Peñaranda

Todas las comunidades autónomas experimentan una reducción de abandono en 2013, excepto Cataluña.

El porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años que tienen como máximo el título de la ESO y no cursan ningún tipo de formación ha descendido en Castilla y León 2,6 puntos en 2013 respecto al año anterior, hasta situarse en el 18,8 por ciento.

  

A nivel nacional la tasa de abandono se ha reducido en 1,4 puntos, para situarse en un valor porcentual del 23,5, según datos elaborados por Europa Press a través de la última Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

  

Este dato confirma la tendencia a la baja de España en este ámbito, ya que en los últimos cinco años ha reducido el abandono escolar temprano 8,4 puntos, aunque todavía se sitúa lejos de la media de la Unión Europea y del objetivo del 15 por ciento fijado para 2020. El año 2008 se registró el peor dato de la década, ya que la tasa española alcanzó el 31,9 por ciento.

  

Todas las comunidades autónomas experimentan una reducción de abandono en 2013, excepto Cataluña, que sube casi medio punto, pasando del 24 por ciento al 24,4. Es la primera vez que supera la media española. Por el contrario, la Comunidad Valenciana es la que muestra un mayor progreso. En un año ha visto reducida su tasa 4,6 puntos hasta situarse por debajo de la media con un 22,3 por ciento.

  

País Vasco sigue siendo la comunidad autónoma con la tasa de abandono más baja (8,8 por ciento). Además, en un año ha visto reducida esta cifra en 2,6 puntos, lo que sitúa a esta autonomía a la altura de los países europeos con menor porcentaje de jóvenes que no estudian más allá de la etapa obligatoria.

  

Cantabria también destaca con un 11,8 por ciento de abandono escolar, 2,2 puntos menos que el años pasado, seguida de Navarra, que en 2013 ha reducido medio punto su tasa hasta el 12,8 por ciento. Esta comunidad sigue por encima del dato que logró en 2011, cuando registró un 12 por ciento de abandono.

  

Asturias, por su parte, anota un 18,7 por ciento de abandono, un 0,7 por ciento menos respecto a 2012. Aragón reduce el abandono 1,5 puntos, con una tasa del 18,8 por ciento.

  

Galicia presenta un 20,4 por ciento y Madrid un 20,2 por ciento. Estas regiones mejoran sus resultados en el último año, pues bajan 2,7 y 2 puntos, respectivamente. La Rioja alcanza en 2013 el 21,3 por ciento, 1,5 puntos menos.

  

Por encima de la media española, se sitúa Cataluña con un 24,4 por ciento, seguida de Castilla-La Mancha, con un 26,6 por ciento (-0,3 puntos), Canarias con un 28,3 por ciento (-0,1 puntos) y Andalucía, 28,4 por ciento (-0,4 puntos). Extremadura registra una mejoría de 3,7 puntos, pero continúa en la parte inferior de la tabla con una tasa del 28,5 por ciento.

  

Baleares baja 0,4 puntos, pero presenta una cifra de abandono similar a la que obtuvo la media española hace cinco años: 29,7 por ciento. En último lugar, se sitúan las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla con un 35,3 por ciento, tras reducir su abandono en 1,7 puntos.