La talla de Nuestra Señora de la Misericordia presidirá restaurada su fiesta

Los propios habitantes del municipio salmantino de Madroñal han sufragado los costes de la restauración
Alicia Almeida Caño, restauradora de Vitral Artium ha sido la encargada de restaurar la talla de Nuestra Señora de la Misericordia de la parroquia de Santa Ana, en la localidad salmantina de Madroñal.

Se trata de una escultura de vestir, realizada en madera y policromada. Posee una altura aproximada de un metro incluyendo la peana. Se desconoce la fecha exacta en que fue tallada, acotándose entre los siglos XVIII y XIX. La talla ha sufrido diversas actuaciones no muy afortunadas en estos siglos, por lo que el deterioro y los desperfectos visibles en la pieza eran notables. La iniciativa surgió de los propios habitantes del municipio, quienes han sufragado los costes de la restauración.

El proceso de restauración ha durado dos meses en los que se ha realizado la limpieza minuciosa de cara, manos y pies de la escultura, así como la peana y soportes sobre los que se sujeta la talla; reparación del cuello; restitución del dedo índice de la mano derecha; rellenado de los múltilples agujeros que presentaba en la parte posterior de la cabeza y su igualadao al resto de la superficie; eliminación de repintes de la peana dotándola de un acabado en cobre y la colocación de una nueva corona en plata.

La restauración contaba, además, con un añadido más y es que tenía como plazo límite de vuelta al templo del próximo fin de semana, ya que el primer domingo del mes de octubre se celebra la festividad de Nuestra Señora de la Misericordia y tanto la talla como la festividad gozan de gran devoción y tradición entre los vecinos del municipio.

Antiguamente se trataba de la fiesta mayor de Madroñal, aunque con el paso de los años las festividades estivales han ido substituyendo el papel protagonista de éstas más religiosas por la presencia de los hijos del pueblo que vuelven en los meses de julio y agosto al municipio.