La superviencia del mundo rural, eje de la reunión de un grupo de vecinos de capital y provincia

Imagen del encierro en la delegación de la Junta (Foto: Chema Díez)

A las 19.00 horas abandonaron el edificio de la delegación de la Junta en Salamanca sin hacer necesaria la actuación de la Policía tras la Asamblea.

Un grupo de vecinos de Salamanca y de la provincia se ha encerrado en el edificio de la Delegación de la Junta en Salamanca como medida de protesta por el cierre de las urgencias en Villarino de los Aires y Barruecopardo contra el desmantelamiento del mundo rural por la supresión de servicios básicos como la educación, servicios sociales y ordenación del territorio.

 

Con pancartas que rezaban "No al desmantelamiento del Mundo Rural, los vecinos y miembros de plataformas ha querido mostrar de nuevo su descontento por la situación que les toca vivir y su intención es no abandonar el edificio, pero están encerrados de una manera pacífica.

 

En dicho encierro se encuentran el presidente de fevesa, Chema Collados, así como de otros colectivos de la provincia de Salamanca, quiénes van a elaborar un documento con propuestas para ponerlas en conocimiento de los responsables políticos e intentar dar solución a estos problemas.

 

"Hemos marcado una línea de trabajo que se centra en la defensa del mundo rural en aspectos básicos como la sanidad, la educación, los servicios sociales y la ordenación del territorio y seguiremos trabajando en estos aspectos", señaló Chema Collados, uno de los portavoces de esta plataforma en defensa del mundo rural.

 

Los vecinos que entraron en la delegación de la Junta abandonaron el edificio en torno a las 19.00 horas de forma pacífica y sin necesidad de hacer efectiva la actuación de la Policía dejando las instalaciones como las encontraron y dando ejemplo de civismo.