La subida del precio del pienso frena la recuperación del sector ibérico lastrado también por la sequía

Los industriales tienen un poder adquisitivo reducido y si no venden remanente no pueden salir al mercado

El sector del porcino ibérico mantiene una tendencia alcista en su precio y las previsiones apuntan a que puede seguir así en las próximas semanas, aunque este aumente se ve lastrado por el precio que ha alcanzado el pienso, cuya cotización es mucho mayor que la de la materia prima. Tal es así que, en la actualidad, y según ganaderos consultados por TRIBUNA, “mientras los cochinos suben 0,01 euros por kilo en la Lonja Provincial, el valor del pienso hace lo propio entre 0,05 y 0,06 euros, por lo que el despegue del sector es inviable”.

En la actualidad, el valor de los cochinos en intensivo es de 1,29-1,35 euros por kilogramo, mientras que el precio del pienso alcanza ya casi los 0,30 euros, por lo que “mucho tendrían que subir los cochinos para que fuese rentable producir. Estamos hablando de casi 1,80 euros para cubrir gastos y de 2 euros para empezar a ganar algo de dinero”, señalan ganaderos afectados.

Los industriales deben vender antes de comprar
Por ello, uno de los principales problemas es la falta de liquidez de los industriales, que ven como no pueden hacer frente a los pagos de la misma forma que antes y tienen que dar salida a su remanente en el mercado antes de lanzarse a nuevas compras.

De hecho, y pese a las dificultades, el porcino ibérico cotiza al alza ante la escasez de cochinos que siempre provoca una subida, aunque en esta ocasión sea mínima en comparación con los tiempos de bonanza económica.

Y a todo esto hay que sumarle los efectos negativos de una sequía que provoca que el cereal se eleva hasta cotas muy elevadas para fortuna de los agricultores, pero deje al ganadero en una situación complicada. No obstante, eso siempre ha ocurrido, hecho que no tendría relevancia si toda la materia prima tuviese el valor que se merece en el mercado que no encuentra consumo porque el ciudadano no tiene la misma capacidad que antes.