La subida del IBI en Santa Marta se destinará a la recogida de basura y a la depuración del agua

El alcalde y la concejal de Economía han desmentido las acusaciones de la oposición

El alcalde del Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes, Javier Cascante, y la concejal de Economía, Chabela de la Torre, han presentado los presupuestos de 2013 y han desmentido las acusaciones de los grupos de la oposición.

 

Javier Cascante explicó que el aumento correspondiente a los ingresos del IBI irán destinados a pagar los servicios obligatorios correspondientes a la recogida de basura y depuración del agua, una subida que viene impuesta por el Gobierno central. De esta manera, insistió en que no se incrementa el 14,5% respecto a 2012, sino sólo el 5%, en términos homogéneos, por la aplicación del decreto estatal, ya que el resto del incremento corresponde a dos partidas, una relativa a los programas FOD y Escuela Taller, con una subvención de 421.000 euros y otra a los Planes Provinciales, con 320.000 euros, que se destinarán a inversiones de ahorro energético.

 

Según Chabela de la Torre, estos presupuestos se ajustan a la realidad porque son solidarios con los más necesitados, con los desempleados y con los jóvenes. “A pesar de ser un momento difícil para el Consistorio, se han mantenido todos los servicios, aunque no sean obligatorios: el mantenimiento del programa de atención psicológica, la Oficina de Servicio de Información al Consumidor, las instalaciones de la piscina climatizada, la realización de actividades culturales, el mantenimiento de la Escuela de Música, etc.”. Además, De la Torre ha recordado que “los presupuestos se han elaborado desde la austeridad y se ha llevado un control del gasto corriente exhaustivo, ya que se han vuelto a renegociar los contratos, en los que cabe recordad que durante 2012 se consiguieron reducir en un 10%”.

 

En cuanto a las críticas de la oposición sobre el desempleo, la concejala de Economía recuerda que se destinarán 421.000 euros para dar formación a los desempleados y, por último, en lo referido al plan parcial para llevar a cabo el polígono industrial, Javier Cascante puntualizó que “no es lógico destinar parte de los ingresos recaudados por la subida del IBI al polígono industrial”, como pedían desde la oposición, porque primero habría que expropiar las tierras, ya que el terreno no es propiedad del Ayuntamiento.