La subida de los combustibles hace que descienda el consumo un 7,8%

La escalada de precios del petróleo, sumada a la crisis económica, redujo el consumo de combustibles en el año 2010. Entre enero y octubre, a falta de que se conozcan los resultados de noviembre y diciembre, se distribuyeron en Salamanca 272.051 toneladas de gasóleo A y 34.502 de gasolina.
J. Romero

En ambos casos, cifras menores que en el mismo periodo del año 2009. La disminución más importante se ha producido en la gasolina, con una caída anual del 7,89%, según los datos que maneja el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Las menores ventas han venido acompañadas de un sustancial aumento de precios. El precio medio del litro de gasolina en España se encareció en 2010 en casi 18 céntimos, según el Boletín Petrolero de la Unión Europea. Con el nuevo año, la tendencia ha seguido siendo ascendente. La gasolina cuesta ya una media de 1,265 euros, apenas un céntimo menos que el máximo histórico, registrado en julio de 2008.

Más que nunca, elegir la estación de servicio donde abastecerse se ha convertido en una herramienta óptima a la hora de que los conductores se ahorren unos euros. La web gas.enCooche.com matiza que llenar el depósito de un vehículo de gasolina supone un esfuerzo económico 8,35 euros superior al necesario hace un año. Los surtidores menos gravosos para los bolsillos de los conductores salmantinos se encuentran en Carbajosa de la Sagrada, junto al centro comercial E.Leclerc, con un precio el litro, a día 14 de enero, de 1,188 euros. Las diferencias entre la gasolinera más cara y la más barata superan los 11 céntimos, de acuerdo a los costes que aparecen en el portal del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

El consumo también se ha resentido en el gasóleo A, el más utilizado en Salamanca, si bien con menor intensidad que la gasolina. En los diez primeros meses del año 2010, se repartieron 272.051 toneladas, un 1,49% menos que entre enero y octubre de 2009. Eso sí, al igual que en el caso de la gasolina, los conductores han tenido que afrontar un incremento sustancial de los precios. El importe del litro de este combustible cerró 2010 con un coste medio de 1,052 euros en España. La evolución anual marcó un ascenso de más de 21 euros. El litro de gasóleo por debajo del euro ha quedado para la historia. Los conductores lo notan cada vez que pasan por la caja registradora. Según gas.enCooche.com, llenar el depósito de un vehículo diésel cuesta 10 euros más que hace un año Los precios, como en la gasolina, han continuado creciendo en la entrada del año 2011. En la pasada semana, cada litro de gasóleo A se intercambiaba en las estaciones de servicio españolas por 1,194 euros, el importe más cuantioso desde septiembre de 2008, aunque aún lejos del máximo histórico, 1,329 euros, a mediados de julio del mismo año. En el caso de este combustible, la estación de servicio del E.Leclerc repite como la que ofrece precios más competitivos en Salamanca. La diferencia con la gasolinera más cara se dispara hasta 13,1 euros.

De cualquier manera, los conductores salmantinos tienen la suerte de disfrutar de las estaciones de servicio con los octavos precios más generosos de gasóleo en toda España y los novenos de gasolina. Una ayuda que no ha evitado, sin embargo, una fuerte caída del consumo.