La subida de la luz será para pagar las centrales termosolares y fotovoltaicas

El presidente de Iberdrola, el salmantino Ignacio Sánchez Galán, ha advertido de que "puede llegar un momento en que no merezca la pena seguir con las centrales nucleares por razones económicas"

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha asegurado que la posible subida del próximo recibo de la luz no irá a la cuenta de resultados de las compañías eléctricas sino que servirá para pagar las primas de las centrales termosolares y fotovoltaicas que se han puesto en servicio en los últimos meses y los impuestos adicionales.

El salmantino Sánchez Galán, durante una entrevista en la Cadena Ser, ha explicado que para el próximo trimestre el coste de la electricidad que produce su compañía se ha reducido un 7 por ciento, por lo que el posible incremento de la luz se deberá a las primas para la producción de energía solar.

En este sentido, ha calificado de "muy acertada" la decisión del Gobierno de "parar la burbuja solar y renovable" mediante la revisión de las primas a estas actividades reguladas, y ha apostado por "elegir bien" el mix energético español.

El presidente de Iberdrola ha detallado que de la factura de la luz aproximadamente la mitad es lo que las empresas generadoras y distribuidoras se quedan, mientras que la otra mitad "no tiene nada que ver con las empresa tradicionales y son temas de impuestos, tasas y subvenciones".

"El problema es que el recibo de la luz se ha transformado en un cajón en el cual se mete todo de todo", ha indicado Sánchez Galán, que ha subrayado además que la energía que se produce en las centrales tradicionales ha bajado casi un 7% y las redes españolas de transporte de electricidad son de las más bajas de Europa.

Por contra, ha destacado que España ha apostado en los últimos años por energías renovables pero "no mirando las más adecuadas desde el punto de vista económico sino por otras circunstancias", por lo que el mix de generación se lleva casi el 40% del coste de la factura al tener unas primas a unas tecnologías muy costosas.

El presidente de Iberdrola ha lamentado que los cerca de 7.000 millones de euros que llegó a tener por el déficit de la tarifa eléctrica impidieron a la compañía expandirse y comprar alguna empresa como su filial Scottish Power.

"Si esos miles de millones de deuda que hemos tenido las compañías en algún momento lo hubiéramos utilizado para expansiones internacionales, España tendría una presencia en muchísimos países mucho mayor de la que tiene ahora", ha indicado.

POSIBLE COMPRA DE IBERDROLA

En relación a la posibilidad de que Iberdrola sea adquirida por otra empresa, Sánchez Galán ha declarado que si reciben "una buena oferta" la estudiarán y la recomendarán, pero ha precisado que una compañía con un valor de más de 60.000 millones es "algo difícil de digerir".

En cualquier caso ha subrayado que la última palabra la tienen "los 450.000 pequeños ahorradores españoles que gracias al dividendo que Iberdrola reparte todos los años tienen un complemento a sus pensiones y otros cientos de miles de británicos".

ENERGÍA NUCLEAR

Respecto a la energía nuclear, el presidente de Iberdrola ha indicado, como ciudadano, que las centrales españolas son "seguras" y "funcionan bien", por lo que considera "de sentido común" mantener "algo que funciona bien y que tiene un coste razonable".

No obstante, ha advertido de que las centrales nucleares "requieren inversiones cuantiosísimas" para su mantenimiento, por lo que?"puede llegar un momento en que no merezca la pena seguir por razones económicas".

Por último, respecto a la reforma laboral Sánchez Galán ha alabado los cambios del Gobierno porque el "camino por el que íbamos", con cinco millones de parados, "obligaba a hacer algo". Además ha destacado que el Ejecutivo haya efectuado "muchas reformas muy rápido" que servirán para que España salga adelante.