La subdelegación del Gobierno de Salamanca elimina un coche oficial dentro del plan de ajuste

En el total de la comunidad son once los vehículos que se ponen a la venta por el sistema de enajenación.

La Delegación y sus Subdelegaciones del Gobierno en Castilla y León han reducido en 11 vehículos su flota del Parque Móvil del Estado (PME) dentro del Plan General para reducir el gasto públicos y del proceso de racionalización de los servicios automovilísticos que lleva a cabo el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

  

Según han informado fuentes de la Delegación de Gobierno en Castilla y León, los interesados en la compra de estos vehículos pueden inspeccionarlos y presentar sus ofertas económicas desde el lunes 20 de mayo hasta el martes 4 de junio de 2013.

  

En concreto, estos once vehículos se ponen a la venta, mediante el sistema de enajenación directa; tres se encuentran en Valladolid -Delegación del Gobierno-, dos en la Subdelegación del Gobierno en Soria; y uno en cada una de las subdelegaciones en Ávila, Burgos, León, Salamanca, Segovia y Zamora.

  

Desde las 9.00 horas del lunes 20 de mayo hasta las 14 horas del martes 4 de junio pueden inspeccionarse los vehículos objeto de enajenación, y, en el mismo plazo, los interesados pueden presentar sus ofertas económicas de adquisición, en el modelo de impreso establecido, que, junto con las normas y demás documentación de la enajenación, se facilita en las propias subdelegaciones del Gobierno; los vehículos se adjudicarán a la oferta de importe más elevado.

  

Esta reducción del número de vehículos integrados en el conjunto de las delegaciones del Gobierno da continuidad a la iniciada años atrás, de manera que al finalizar 2012 había alcanzado el 27 por ciento y el objetivo es aplicar a lo largo de 2013 y 2014 otra reducción del 25 por ciento.

  

El actual proceso de enajenación incluye 91 vehículos asignados a delegaciones y subdelegaciones del Gobierno y direcciones insulares de la Administración General del Estado, lo que conlleva una reducción del 16 por ciento de la flota total de estos organismos.