La SubdelegaciĂłn del Gobierno puntualiza que ha ejercido sus competencias en la concentraciĂłn de la Plaza Mayor

Asegura que el Ayuntamiento ofreció alternativas, pero  fuera de plazo

En relaciĂłn con las informaciones publicadas sobre la concentraciĂłn que se estĂĄ realizando en la Plaza Mayor de Salamanca, la SubdelegaciĂłn del Gobierno en Salamanca quiere realizar una serie de puntualizaciones en el sentido de aclarar las competencias de cada una de las instituciones que se citan en esas informaciones.

El pasado 30 de agosto, un particular comunica por escrito ante la SubdelegaciĂłn del Gobierno en Salamanca la celebraciĂłn de una serie de actos pĂşblicos entre los que figuran dos acampadas: una en la Plaza de Barcelona, el 12 de septiembre, y otra, el 18 de septiembre, en la Plaza Mayor, acogiĂŠndose a la Ley OrgĂĄnica que regula el derecho de reuniĂłn, recogido en la ConstituciĂłn. En cumplimiento de esa normativa y como se hace habitualmente, la SubdelegaciĂłn del Gobierno envĂ­a el escrito al Ayuntamiento de Salamanca para que emita el preceptivo informe.

El 31 de agosto, y dentro de los plazos legales, el Mayor de la Unidad de Circulación del Ayuntamiento de Salamanca contesta que “no están permitidas las acampadas en el término municipal de Salamanca” y que cualquier otra actividad deberá obtener la correspondiente autorización municipal en cumplimiento de las ordenanzas municipales.

El escrito no propone, por tanto, alternativa alguna a la propuesta enviada y, en todo caso, admite que la competencia es municipal en funciĂłn de la Ley de Bases de RĂŠgimen Local. En base a esta contestaciĂłn y ante la constataciĂłn de que no se da ninguno de los supuestos, alteraciĂłn del orden pĂşblico, peligro para personas o bienes, que cita la Ley como materia de prohibiciĂłn ni se ofrecen alternativas de ubicaciĂłn por parte del Ayuntamiento, la SubdelegaciĂłn del Gobierno tiene que hacer cumplir la Ley OrgĂĄnica que ampara el derecho de reuniĂłn y manifestaciĂłn que invoca el comunicante de los actos.

No obstante el escrito enviado por el Mayor de la Unidad de CirculaciĂłn, el 16 de septiembre el alcalde de Salamanca envĂ­a un nuevo escrito al subdelegado del Gobierno en el que, ahora sĂ­, propone lugares alternativos a la concentraciĂłn de la Plaza Mayor, aunque ya fuera de plazo y sin posibilidad legal de dictar resoluciĂłn alguna y a dos dĂ­as de la concentraciĂłn de la Plaza Mayor, e invoca una serie de servicios pĂşblicos, limpieza, salubridad, etc, de competencia municipal que podrĂ­an verse afectados por ella.

De esta secuencia de hechos se desprende que el derecho de reuniĂłn y manifestaciĂłn es un derecho fundamental cuyo ejercicio debe ser protegido y amparado, con una importante jurisprudencia a su favor en casos similares y el aval de los informes de la abogacĂ­a del Estado, y al que sĂłlo cabe oponer razones concretas y especĂ­ficas de orden pĂşblico y seguridad ciudadana, que no fueron alegadas en ningĂşn momento por el Ayuntamiento de Salamanca en ninguno de sus dos escritos, en los que, Ăşnicamente, adujo razones estrictamente de su competencia que, obviamente, puede ejercer en el momento que lo considere oportuno.