La solidaridad con Haití alcanza los 11.000 euros gracias al marrano

Galardón. El agraciado con la papeleta premiada, la 220, no apareció, por lo que se anunciará en la web del Consistorio. Comida. Se consumieron más de 500 kilos de productos cárnicos con excelentes vinos
F. M. M.

Los vecinos de La Alberca y los turistas que se acercaron hasta la localidad fueron solidarios con las víctimas del terremoto de Haití de hace más de diez días. Gracias al marrano de San Antón, o mejor a la subasta de las papeletas por él y por una treintena de cestas de productos típicos, ayer se consiguió recaudar 11.000 euros para paliar en algo el drama de Haití.

Normalmente la recaudación es para la cofradía de San Antonio, pero este año su directiva ha preferido donar los 3.000 euros conseguidos de la venta de las 3.000 papeletas para el país caribeño.

A estos fondos, se suman los conseguidos con la venta de 4.000 papeletas –a dos euros– para las 30 cestas con productos típicos de la sierra –incluidos cuadros y un recorrido de spá–, por lo que se recaudaron otros 8.000 euros de esta forma.

El dueño de la papeleta galardonada, la número 220, no apareció para recoger su premio, un lote de productos de la fábrica de Fermín. Los organizadores sospechan que puede haber sido adquirida por algún turista, que ayer no se habría enterado de su premio. Para ello, el Ayuntamiento mantendrá a partir de hoy la información del sorteo en la página web de La Alberca.

El famoso cortador de jamón Florencio Sanchidrián declaró a TRIBUNA que la fiesta es “impresionante”. Apuntó que el paraje natural y la amabilidad de los vecinos “motivan y animan a venir el próximo año a todos”.

El alcalde, Santiago Martín, agradeció a los invitados de honor del Ayuntamiento, quince cheffs y periodistas de Norteamérica y Japón, por su presencia y les animó a todos a disfrutar de la jornada, que no se vio entorpecida por la lluvia, que amenazó durante todo el día.

El concejal de Cultura, Jesús Pascual, apuntó que “ahora que en USA han descubierto el jamón serrano, lo prefieren al chóped y al jamón de york”.

El famoso cheff José Andrés, que se vistió de serrano, también tuvo unas palabras amables para todos los presentes, al afirmar que él había conseguido su trabajo “gracias al cariño de mucha gente: por eso se lo debo todo a España y a los españoles”.

Después del sorteo de las papeletas, la Plaza Mayor se convirtió en el restaurante más grande la provincia. Se repartieron más de 100 kilos de chorizo, 70 de chichas, 100 de costillas, 100 de pancetas, y otros tantos de cabeceros de lomos.

Los productos fueron donados por los fabricantes de embutidos de la localidad, las tiendas del ramo; los restaurantes albercanos prepararon los productos y el vino fue aportado por los bares.

Los momentos más emotivos fueron los bailes que José Andrés protagonizó con Florencio Sanchidrián, por un lado, y con varios vecinos, por otro.

La Alberca fue también ayer un plató de televisión natural, ya que varias televisiones, nacionales e internacionales, acudieron para recoger imágenes de esta tradición.