La situación alcista del mercado eleva el precio de los cereales hasta cuatro euros por tonelada

Solo la avena 'cojeó' con una subida de tres euros con una opinión uinánime de productores y compradores en la subida, no así en la cantidad

El acuerdo llegó a la mesa de cereales después de muchas semanas de distanciamiento entre las partes que componen el sector, gracias a la situación alcista de los mercados internacionales, con una subida media de cuatro euros por tonelada en la mayoría de los cultivos.

Así, trigo panificable, trigo para pienso, cebada, centeno y maíz aumentaron su valor cuatro euros hasta los 224, 220, 219, 209 y 22 euros por tonelada respectivamente, mientras que la avena hizo lo propio tres euros para alcanzar los 209 y la paja también cuatro hasta los 57 y 60 euros.

El inicio de la mesa fue tranquilo y así terminó con un acuerdo de subida entre las partes debido al mayor movimiento de los mercados internacionales y la subida que habían efectuado durante la semana, e incluso Rubén Ronco, del sector comprador, destacó la prudencia de los agricultores proque pensaba que "ibais a pedir diez euro o más como nos tenéis acostumbrados".

De este modo, para todos los cultivos, los productores solicitaron entre dos y seis euros de subida, mientras que los compradores pidieron una cotización al alza de entre uno y cuatro euros de media. Al final, el presidente optó por el 'todo a cuatro' con la excepción de la avena.

No obstante, Valentín Rodríguez (sector productor) estuvo batalaldor como cada jornada y demandó una mayor subida para la avena "porque el precio que marca el papel está muy bajo y vael hasta doce euros más", dijo.

Pero la 'anécdota' de la mañana la protagonizó Fernando Bautista al señalar en la mesa que el maíz estaba más movido porque la plata de bioetabol de Babilfuente trabaja con él, cuando esta planta lleva varias semanas de parón, lo que generó todo tipo de comentarios entre los propios miembros de la mesa y el público asistente.

El ovino, acuerdo rápido
Por su parte, la mesa de ovino parece haber aprendido la lección y no hicieron falta más que unos minutos para llegar a un acuerdo satisfactorio para las dos partes, con una clara repetición de todas las categorías, tanto corderos como lechazos, destacando la estabilidad de los mercados, pese a la demanda de dos productores (juan José Rodríguez y Valentín Rubio) de marcar una pequeña tendencia al alza, que cayeron en saco roto.