La sequía puede provocar daños en la lenteja al no poder erradicar las malas hierbas en la sementera

La ausencia de lluvias en septiembre hace que la aridez del terreno no permita las labores previas

Los productores de lenteja de La Armuña temen que la sequía de las últimas semanas pueda lastrar su producción debido al auge de las malas hierbas en los terrenos. La ausencia de precipitaciones provoca que los agricultores no puedan realizar las labores previas de preparación de las tierras con el objeto de eliminar las malas hierbas.

“Si no llueve en fechas próximas, los agricultores que se decanten por una sementera más temprana pueden tener problemas ante la proliferación de malas hierbas que deben eliminarse en esos trabajos previos de remover la tierra para que no aparezcan cuando crezca la planta”, señala Nicolás Armenteros, director técnico de Legumbres de Calidad.

No obstante, y pese a que una gran parte de los productores de La Armuña siembra el cultivo a finales de octubre o principios de noviembre, “también existe un porcentaje que lo hace a primeros de octubre, pero sí lo hace se tendrá que enfrentar a este problema que puede, por qué no, tener una incidencia negativa en la producción”, apuntó Armenteros.

Los productores de garbanzo, “exultantes”

Por otro lado, los agricultores que han sembrado y recogido garbanzo de Pedrosillo en esta campaña están “satisfechos y exultantes” por la producción que han tenido este año y el valor actual del cultivo.

“No sería de extrañar que de cara al año que vienen la superficie destinada a este cultivo aumentara porque la verdad es que los agricultores están muy contentos y las conversaciones que hemos tenido con ellos van en esa línea aunque aún es muy pronto para conocer los datos de manera firme”, señaló Armenteros.