La selectividad dirá adiós en el curso 2017/2018

Serán las Universidades las que determinen, de conformidad con distintos criterios de valoración, la admisión a estas enseñanzas de aquellos estudiantes que hayan obtenido la titulación que da acceso a la Universidad.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al Real Decreto por el que se establece la normativa básica de los procedimientos de admisión a las Enseñanzas Universitarias Oficiales de Grado, que acabará con la Selectividad en el curso 2017/2018, primer año académico en que los estudiantes no tendrán que someterse a dicha prueba.

 

Aprobado este viernes a propuesta del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, con este Real Decreto desaparece la exigencia de superar la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) para acceder a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado, y se establece como requisito la posesión de la titulación que da acceso a la universidad: título de Bachiller o título, diploma o estudios equivalentes, y títulos de Técnico Superior de Formación Profesional, de Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño, o de Técnico Deportivo Superior.

 

Igualmente, de acuerdo con la nueva redacción del artículo 38 de la Ley Orgánica de Educación (LOE), son las Universidades las que determinan, de conformidad con distintos criterios de valoración, la admisión a estas enseñanzas de aquellos estudiantes que hayan obtenido la titulación que da acceso a la Universidad. Estos criterios de valoración y procedimientos de admisión son aplicables a los estudiantes de los sistemas educativos extranjeros.

 

En relación con los titulados en Bachillerato Europeo y en Bachillerato internacional y estudiantes procedentes de sistemas educativos de Estados miembros de la Unión Europea o de otros Estados con los que se hayan suscrito acuerdos internacionales aplicables a este respecto, en régimen de reciprocidad, se establece como requisito de acceso la acreditación de la titulación correspondiente, y se establecen los mismos criterios de admisión que puedan fijar las Universidades para los estudiantes en posesión del título del Sistema Educativo Español.

 

Por su parte, los alumnos procedentes de sistemas educativos pertenecientes a países con los que no se hayan suscrito acuerdos internacionales podrán acceder a los estudios oficiales de Grado previa homologación de sus estudios por los correspondientes españoles, de acuerdo con los criterios de admisión específicos establecidos por las Universidades y regulados en este nuevo Real Decreto.