La seguridad laboral, una prioridad para CONFAE

En el verano de 2013 se han visitado 300 empresas y actualmente se desarrolla una campaña sobre Planes de Emergencia

Desde la Confederación siempre se ha sido consciente de la importancia que tiene el estar al día, por parte de las empresas, en materia de prevención de riesgos laborales.

 


Tras dieciocho años de la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995 son  muchos los avances que se han conseguido desde entonces;  pero aún queda mucho por hacer para seguir reduciendo  los niveles actuales de siniestralidad. Es una obligación de todos, de la Administración, de las empresas, de los trabajadores, etc. CONFAE nunca ha estado al margen de dicha obligación sino todo lo contrario, está plenamente implicada y desde hace muchos años apostó con fuerza para que uno de sus principales servicios profesionales fuera el de Prevención de Riesgos Laborales.

 

Desde entonces, a través de distintos frentes  de actuación, se trabaja al servicio de empresas y trabajadores en la consecución de unas mejores condiciones de trabajo que redunden en la reducción de la siniestralidad, haciendo de los centros de trabajo unos lugares más confortables y seguros.

 

Desde el año 2003, la Junta de Castilla y León ha apoyado las distintas iniciativas que desde nuestra Organización Empresarial se han ido poniendo en marcha.  Con anterioridad a este año, desde 2001 también CONFAE ha contado con el apoyo de la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales.  Asimismo, desde CONFAE con anterioridad a estas fechas, se iniciaron muchas acciones para poner en marcha un departamento especializado en el área de la Prevención y la Seguridad Laboral, consignando los recursos económicos propios  necesarios y asignando el personal técnico adecuado.


A lo largo de estos años, más de 2.500 personas - empresarios, trabajadores, autónomos, universitarios, desempleados-,  han pasado por nuestras aulas para recibir formación, de distinto tipo y nivel, en Prevención de Riesgos  Laborales.


Se han realizado más de 3.000 visitas a empresas de diversos sectores de actividad. A tal fin,  el personal técnico en materia de prevención de CONFAE ha recorrido toda la provincia de Ávila para ofrecer soluciones y ayudar a las empresas  y sus trabajadores a mejorar sus condiciones de trabajo. En concreto, durante los meses de julio, agosto y septiembre de este año, se han visitado cerca de 300 empresas a lo largo de toda la provincia, con un equipo propio de 7 técnicos de prevención, en el marco del programa impulsado y financiado por la Junta de Castilla y León a través de la Dirección de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales.      


Campaña centrada en el control de situaciones de emergencia


Por otro lado, el pasado  24 de septiembre ha comenzado otro plan de actualización, que se va a desarrollar por los distintos puntos de la provincia en las sedes de CONFAE de Arévalo, Arenas de San Pedro, Cebreros, Piedrahita, así como en la sede central de Ávila. A través de este plan se están llevando a cabo acciones relacionadas con las posibles situaciones de emergencia que en las empresas pueden aparecer, y de las cuales es el empresario el responsable de hacer frente a las mismas, con su personal y sus propios medios.


Exactamente acciones sobre la elaboración e implantación del Plan de Emergencias o Plan de Autoprotección, de socorrismo laboral y primeros auxilios en la empresa, así como el riesgo de incendio y la forma de controlarlo, son materias necesarias y obligatorias marcadas por la ley, para hacer los centros de trabajo lugares más seguros.


En este sentido, el Art. 20 de la Ley de Prevención establece la obligación por parte del empresario de adoptar medidas necesarias en caso de situaciones de emergencia:
“El empresario teniendo en cuenta el tamaño y la actividad de la empresa, así como la posible presencia de personas ajenas a la misma, deberá analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, en su caso, su correcto funcionamiento. El citado personal deberá poseer la formación necesaria, ser suficiente en número y disponer del material adecuado, en función de las circunstancias antes señaladas.


Para la aplicación de las medidas adoptadas, el empresario deberá organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en particular en materia de primeros auxilios, asistencia médica de urgencia, salvamento y lucha contra incendios, de forma que quede garantizada la rapidez y eficacia de las mismas.”
La implantación de estos planes de emergencia en las empresas, requiere que la formación recibida por parte del personal encargado de poner en práctica las medidas sea lo más práctica posible, pues de nada serviría ante un incendio el conocer solamente de forma teórica como debe extinguirse;  Del mismo modo, de nada serviría ante un accidente, conocer de forma teórica como hay que aplicar las actuaciones iniciales de primeros auxilios. Por todo esto, desde hace muchos años, nuestra Organización viene ofreciendo este tipo de formación esencialmente de carácter práctico, gracias, todo hay que decirlo, al Parque de Bomberos de Ávila, a  monitores altamente especializados, tanto en la lucha de incendios como en la aplicación de primeros auxilios. Dicha colaboración permite que sigamos llevando a cabo acciones en las que se realizan  prácticas de extinción con fuego real, actuaciones prácticas en primeros auxilios como la  realización de la reanimación cardiopulmonar, la cura de heridas, la contención de hemorragias o la inmovilización de fracturas, etc.