La segunda ‘Final Four’ del equipo salmantino pasará por la ‘Fonteta’

Posibilidades hasta el final. Las cábalas en la jornada pasaron por medirse con Brno en octavos. Al final será Bourges el rival de las charras y Ros en cuartos si gana
ISABEL DE LA CALLE

Se terminaron las cábalas. Halcón Avenida ya sabe cuál será su camino hacia la que podría ser su segunda Final Four de la historia. El equipo salmantino se medirá al Bourges Basket en octavos de final con el factor cancha a favor y frente a Ros Casares Valencia (si vence a Praga en su eliminatoria) en cuartos. En esta ocasión, el conjunto de Isma Cantó tendría el factor cancha favorable. Por esta razón, la clasificación de las salmantinas para meterse entre las cuatro mejores escuadras del continente pasará por ganar al menos un encuentro en la Fuente de San Luis.

El resto de emparejamientos de octavos de final ha sido: Spartak Moscú-Lotos Gdynia, Ekaterinburg-Galatasaray, Wisla Can Pack-MiZo Pécs, Rivas Ecópolis-Brno, Beretta Famila Schio-Kosice y Fenerbahce-Taranto.

Los dos equipos españoles –Ros y Halcón Avenida–, finalmente se cruzaron de forma programada de acuerdo con el sistema de competición, por lo que no fue necesario ningún cambio, ni aplicar la regla que dice:“Si hay tres clubes del mismo país clasificados para cuartos de final, se les ordenará de acuerdo a sus resultados en la fase de clasificación. El segundo club en el ranking de resultados jugará contra el tercero”. Según la misma, en el seno del conjunto charro creía que Rivas podría haber sido el rival de las charras en octavos.

Sin embargo, los resultados de ayer cambiaron las cosas y castigaron a Halcón Avenida que incluso hubiera tenido un camino mucho más sencillo de cara a la Final Four si ayer hubiera perdido frente al Schio, que al haber ganado (le hubiera tocado en suerte Brno y Rivas o Wisla Can Pack).

En cuanto a los equipos españoles, Ros Casares es el que tiene la eliminatoria más sencilla al jugar cotra Praga, que tiene talento ofensivo, pero con mucha menos calidad que las valencianas.

Algo más difícil lo tendrá Rivas contra Brno, líder de la Liga checa y muy experimentado, aunque tiene el factor cancha a su favor. Las madrileñas disputarán los cuartos de final– si pasan frente al equipo que gane entre Wisla y Pécs.