La segunda edición del Festival de Luz y Vanguardias será del 15 a 18 de junio

Festival Luz y Vanguardias en Salamanca (Foto: T. Navarro)

Sorprendió este año al ofrecer la oportunidad de ver e interactuar con numerosas creaciones audivisuales, proyectadas sobre las fachadas de edificios históricos.

El Festival de Luz y Vanguardias de Salamanca, que se celebró por primera vez del 16 al 19 de junio de este 2016, tendrá una nueva edición el próximo año, y será del 15 al 18 de junio, como han avanzado desde redes sociales los propios responsables del festival.

 

El festival, patrocinado por Iberdrola y organizado por Estudio de Comunicación, que ofreció a salmantinos y turistas la oportunidad de ver e interactuar con numerosas creaciones audivisuales, proyectadas sobre las fachadas de edificios históricos y monumentales de la ciudad.

 

En su primera edición, la obra 'Serendipia Artificial', de la empresa Slidemedia, ganó el Premio del Jurado a la mejor creación, dotado con 10.000 euros, y el premio del público, dotado con 1.000 euros, recayó en la obra 'Haciendo barrio, haciendo ciudad' de la Asociación de Vecinos del Barrio del Oeste (ZOES).

 

Esta cita permitió al público pasear por unas céntricas calles iluminadas de colores y ver algunos de sus emblemáticos monumentos de una manera distinta a cómo han permanecido durante siglos en el centro de la ciudad.

 

Concretamente, la iglesia de San Esteban, la fachada histórica de la Universidad de Salamanca, el Colegio Arzobispo Fonseca y la Catedral Nueva fueron los cuatro puntos centrales con proyecciones cada noche de vídeos artísticos de vanguardia.

 

La británica Anna Barriball, los españoles Daniel Canogar y Carlos Irijalba, y el holandés Edwig van der Heide ofrecieron, fuera de concurso y como artistas invitados, sus creaciones en estos lugares tan conocidos de la ciudad.

 

En esta primera edición, Iberdrola -patrocinador principal-, colocó en la Plaza Mayor y en la Plaza de la Concordia de Salamanca dispositivos que permitían a los visitantes adentrarse en paseos por la realidad virtual, concretamente pudieron andar por espacios en '4D' o simular un vuelo por la presa de Aldeadávila (Salamanca).