La sede provisional del Mercado Central, todavía en obras y sin fecha clara de apertura

Imagen de esta mañana del interior del local donde se van a instalar varios comerciantes del Mercado Central.

El local provisional en el que se van a instalar varios comerciantes del Mercado Central no podrá abrir hoy como había anunciado el alcalde. Siguen las obras de acondicionamiento aunque se han colocado ya algunas vitrinas y el local tiene iluminación y se ha pintado.

Los comerciantes del Mercado Central que se han trasladado al local de plaza del Ángel tendrán que esperar todavía para volver a la actividad en esta ubicación provisional. Una semana después del cierre al público de la plaza de abastos el lugar en el que un grupo de empresarios tenía previsto atender a sus clientes está todavía sin preparar y no está claro cuánto habrá que esperar. Y eso a pesar de que el propio alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, comentó el viernes pasado que iba a abrir este lunes.

 

Sin embargo, el local está todavía en preparación porque la decisión de trasladarse se tomó a última hora. La posibilidad de trasladarse provisionalmente a una nueva ubicación para no dejar de atender a la clientela mientras duran las obras del Mercado Central se planteó meses atrás, pero no ha sido hasta hace unos días, poco antes del cierre para la reparación de algunos elementos del edificio, que la directiva de la asociación de comerciantes concretó el traslado. Finalmente, 15 comerciantes decidieron concretar su petición de trasladarse.

 

Cuando la decisión fue efectiva, el local elegido, en la cercana plaza del Ángel, estaba totalmente en bruto. De hecho, el pasado lunes, ya con todos los comerciantes fuera del mercado, las obras ni siquiera habían empezado. A día de hoy, ya está pintado, cuenta con iluminación y se han colocado varias vitrinas de los comerciantes que van a abrir en este local. Pero está muy lejos de estar listo para atender al público: todavía hay materiales de obra, se sigue trabajando en los baños y se están descargando algunos elementos de los puestos. El local debe cumplir con todos los requisitos sanitarios, lo que incluye disponer de agua caliente sanitaria para todos los puestos.

 

Inicialmente, se habló de un plazo de 7-10 días para que estuviera listo.  De hecho, el pasado viernes, el alcalde anunció que el lunes, justo una semana después del cierre del Mercado, sería el primer día de apertura del local provisional, pero no ha sido así. Las obras en la plaza de abastos durarán, en principio, dos meses por lo que contar con una sede temporal era interesante si se podía comerciar en ella desde el primer día.

 

Días antes del inicio de las obras un grupo de empresarios protestó porque consideraba que hubiera sido mejor posponer el cierre del mercado hasta el día en que estuviera listo el local provisional, ya que así se evitaba que desatender a los clientes. De hecho, esta mañana algunas personas se han acercado al lugar para preguntar si estaba abierto.