La salvación también pasa por la grada RETO 15.000

La UDS conocerá hoy el horario del partido y establecerá medidas de cara a los socios para contrarrestar la invasión de aficionados béticos y registrar la mejor entrada de las últimas temporadas
D. G.

La UDS conocerá hoy el horario del encuentro contra los béticos, que será en horario unificado. Una vez que éste se conozca, el club decidirá qué medidas propone para dar color al estadio Helmántico en el último encuentro de la temporada, en el que el Salamanca puede rubricar la permanencia. La entidad blanquinegra quiere cumplir con dos premisas. La primera pasa por llenar el campo de aficionados blanquinegros y la segunda, y aprovechando la llegada masiva de seguidores béticos, hacer una buena taquilla que supere a lo ingresado en la mejor entrada registrada hasta el momento en esta temporada, que fue en el encuentro ante la Real Sociedad. Por entonces se recaudaron cerca de 100.000 euros. Por eso, la intención es la de establecer medidas especiales que tengan como principales protagonistas a los socios de la UDS, para así no tener que modificar el precio habitual de las localidades. Sería algo similar a lo que se puso en práctica contra el Real Unión, pero la directiva unionista quiere más por lo que se estudiará regalar aún más entradas para los abonados.

Si el Salamanca se juega el descenso, el Betis también puede sellar su ascenso a Primera. De ahí que, tras el triunfo conseguido ante el Numancia el sábado, se prevea que la demanda de localidades por parte sevillana se dispare. Si hace diez díaz se hablaba de 3.000 aficionados béticos en el Helmántico, hoy esas previsiones sobrepasan con creces los 4.000. La UDS entiende que debe contrarrestar esa invasión en la grada y por eso considera como objetivo poder atraer a Helmántico cerca de 10.000 aficionados unionistas para que la entrada final se situara cercana a los 15.000. Con esa cifra se superaría con creces la mejor asistencia de la temporada, en torno a 11.000 contra la Real Sociedad, y se rondaría la mayor cifra de espectadores registrada en la última década, en aquel encuentro contra el Sevilla Atlético que significó el ascenso a Segunda. Esta vez, el premio final también es gordo.