La Salina repartirá los tres millones entre los ayuntamientos este año

A favor. El PSOE apoya esta medida aunque critica que “ni se llevara a pleno ni se explicara en una comisión”. Enfermos mentales. Polémica ante la supuesta retirada del proyecto de las miniresidencias
LORENA LAGO
La Diputación de Salamanca anunció ayer que repartirá los más de tres millones de euros prometidos entre todos los ayuntamientos en lo que queda de año. Así lo indicó la presidenta de La Salina, Isabel Jiménez, cuando el portavoz del Grupo Socialista, Toribio Plaza, preguntó sobre el anuncio que ésta había realizado el Día de la Provincia. A este respecto, aunque los socialistas mostraron su beneplácito ante la nueva medida, sí quisieron reprobar el modo en que la presidenta realizó este anuncio. Así, el portavoz socialista se preguntó “cómo es posible que no fuera la medida a comisión ni tampoco haya venido al pleno, o por lo menos, por qué no nos la han comentado antes de hacer el anuncio”. En este orden de cosas, Plaza quiso saber también “cómo se realizará la financiación, si será con préstamos, desinversiones o mediante un ahorro en gasto corriente”. Isabel Jiménez respondió a esta cuestión remitiendo al Grupo Socialista a una próxima comisión en la que el diputado de Economía y Hacienda, Avelino Pérez, ayer ausente en el pleno, explicará la financiación detallada de esta nueva medida. “Es una medida muy meditada, don Toribio, tanto, que llevamos pensándolo en el equipo de Gobierno incluso antes del decreto del Gobierno para prohibir endeudarse a los ayuntamientos”.

Aunque fue ésta una de las principales cuestiones del pleno, hubo otras que generaron no menor debate. Así, la diputada socialista Elena Diego pidió explicaciones a la presidenta por “haber retirado del Ayuntamiento de Salamanca el proyecto de las miniresidencias para enfermos mentales, un proyecto que surgió tras el cierre del psiquiátrico”. En este sentido, Elena Diego confirmó tener la certeza de que “ tan sólo se había presentado el proyecto al Ayuntamiento de Salamanca, pero ni se pagaron costas ni se solicitó licencia ambiental, para después retirar el proyecto, por eso queremos saber qué pasa con este asunto, sobre todo después de que ustedes hayan mantenido una reunión con el consejero de Salud”. La presidenta de la Diputación confirmó la reunión con la Gerencia de Salud, en la que no estuvo presente el consejero y explicó que “la idea de construirla se mantiene, pero las cosas han cambiado mucho en materia de financiación. El proyecto costaba 2,5 millones de euros, de los que la Junta aportaba dos terceras partes y el resto la Diputación. “Pero ante la grave situación económica se tiene que dilatar en el tiempo y esperamos que en tres años, en vez de en dos, pueda estar construida”, subrayó.

Competencia exclusiva del Sacyl
A propósito de la falta de financiación, Elena Diego planteó la consecución de ingresos a través de los terrenos de la Diputación, “un patrimonio que tiene que revertir en la provincia”, o traspasar la competencia de la escuela infantil Guillermo Arce ubicada en la capital que cuesta 600.000 euros cada año a la Diputación.

Isabel Jiménez concluyó afirmando que “ no vamos a asumir ninguna competencia de salud mental, ya que este tema es única y exclusivamente competencia del Sacyl”. Por eso, recordó que la miniresidencia debe seguir adelante por la Junta “y el único compromiso moral de la Diputación es impulsar el proyecto para que finalmente se haga y reubicar a los enfermos mientras tanto, cosa que ya se ha hecho”. Finalmente la presidenta de La Salina apostilló: “Tengo claros los gastos que queremos hacer, pero no tanto los ingresos que recibiremos del Gobierno porque aquí lo que queremos es dinero, ya que el Gobierno nos roba”.