La Sala de la Palabra acogerá mañana la presentación de la edición del centenario de la novela de Unamuno “Niebla”

En la presentación prevista para mañana intervendrán Pollux Hernúñez, el editor de Ediciones del Viento Eduardo Riestra y la actriz Nuria Galache.

La Sala de la Palabra acogerá mañana la presentación de la edición del centenario de Niebla de Miguel de Unamuno (1914-2014). La versión, a cargo de Pollux Hernúñez, cuenta con una original “extroducción” de don Miguel, que en 2012 llevó a cabo la adaptación teatral de la “nivola”, bajo la dirección de José Antonio Sayagués, cuyo estreno fue en el Teatro Liceo.

 

En la presentación de esta edición, que se celebrará en la Sala de la Palabra del teatro el próximo jueves día 4 a las ocho de la tarde, participarán el propio Hernúñez, el editor Eduardo Riestra y la actriz Nuria Galache, que protagonizó la obra teatral.

 

Si bien llevaba escrita siete años, Niebla fue publicada por primera vez en 1914, en el tiempo en que Unamuno fue cesado como rector de Salamanca. Ahora Pollux Hernúñez se atreve a corregir el texto original, enmendando la plana al autor, y mantiene con él en el prólogo, como el personaje de ficción Augusto Pérez lo hiciera en la novela, una discusión acalorada.

 

La edición del centenario

Cuando la obra apareció por primera vez, en 1914, causó un gran revuelo en el mundo literario, con defensores y detractores apasionados, y de inmediato fue traducida a una docena de idiomas. Numerosas son las ediciones que desde entonces se han publicado en España, pero todas han mantenido el texto original.

 

La edición del centenario que presenta mañana Ediciones del Viento incluye una extraordinaria introducción  de Pollux Hernúñez, especialista en Unamuno y en esta obra, siendo el responsable de la versión teatral que dirigió José Antonio Sayagués en el Teatro Liceo de Salamanca en otoño de 2012. Hernúñez ha fijado el texto corrigiendo aquellas faltas que el autor había introducido conscientemente aunque con criterio desordenado, como el uso de las jotas. Así mismo ha ido anotando, cuando era imprescindible, absteniéndose, en cambio de recordar las entradas del diccionario de la RAE.

 

La edición viene además ilustrada por Xan Eguía, que ha recreado un Augusto Pérez profundamente unamuniano.