La Ruta del Vino Ribera del Duero gana 18 adheridos en un mes y llega a los 149

Barricas de vino.

Se espera que la cifra se amplíe en las próximas semanas, puesto que se han registrado otras 20 empresas interesas en adherirse y que cumplimentarán los requisitos en breve.

La Ruta del Vino Ribera del Duero ha crecido con 18 nuevos adheridos en un mes, hasta llegar a los 149, lo que supone un incremento del 14 por ciento, y se prevé que estas cifras se amplíen en las próximas semanas, puesto que se han registrado otras 20 empresas interesas en adherirse y que cumplimentarán los requisitos en breve.

 

La iniciativa de la Ruta puesta en marcha a principios de noviembre consiste en proponer cuotas más atractivas y ventajosas al empresariado y entidades públicas y privadas, con el objetivo de generar un crecimiento notable del Consorcio, han informado a Europa Press fuentes de la Ruta.

 

De esta manera, se fomentará aún más la cohesión territorial y la unidad de los pueblos que integran la Ruta del Vino Ribera del Duero para la promoción de la región, han apuntado las mismas fuentes.

 

Esta nueva política se ha puesto en marcha bajo la presidencia de Miguel Ángel Gayubo, empresario que cuenta con una larga trayectoria profesional vinculada al vino y la hostelería, y que asumió el cargo el pasado verano.

 

Del total de 18 nuevos adheridos, hay representación de todos los sectores vinculados al turismo: desde alojamientos a restaurantes, pasando por museos o enotecas, entre otros.

 

En los próximos meses, estos establecimientos ya estarán totalmente incorporados a la Ruta y aparecerán en todos los materiales promocionales: desde página web, folletos, mapas, guías, se incluirán en las acciones de promoción que se desarrollen y en la IV Fase de Señalización Turística que se llevará a cabo durante 2016.  Destaca también la inclusión de dos nuevos ayuntamientos asociados, concretamente los de Hoyales de Roa y de Zazuar, ambos en la provincia de Burgos.

 

La Ruta del Vino Ribera del Duero abarca cuatro provincias (Burgos, Segovia, Soria y Valladolid) y se extiende por una franja de 115 kilómetros de este a oeste y 35 kilómetros de norte a sur. Cuenta con más de 21.000 hectáreas de viñedo plantado y en la región se embotellan cada año casi 50 millones de litros de vino.