La 'ruleta rusa' condena a Aquimisa

Alberto Alonso trata de anotar ante un rival (Foto: Isabel de la Calle)

El equipo salmantino tuvo sus opciones tras un buen comienzo y solo en los minutos finales Chantada dio el 'arreón' necesario para llevarse un partido en el que Aquimisa no jugó bien tras generar pocas acciones claras en ataque y un mal acierto exterior.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

AQUIMISA LABORATORIOS (17+11+12+15) 55: Imad (12), Simon (14), Alonso (5), Dieye (11) y Mbaye (6) - cinco inicial - Yáñez (2), Álex (3), Pedro (2) y Toño (0).

 

CHANTADA (18+18+13+18) 67: Conde (4), Fernández (3), Pacreu (14), Sánchez (8) y Trevijano (4) - cinco inicial - De Benito (21), Fortes (8), Pablo Sánchez (2) y García (3).

 

ÁRBITROS: Pérez y Alonso. Conde, eliminado con 5 faltas por parte de Chantada.

 

EN DETALLE: Partido disputado en el pabellón de Wüirzburg ante cerca de un millar de espectadores.

La moneda cayó del otro lado y Aquimisa no pudo frenar al líder en quizá la última oportunidad para engancharse arriba. El partido fue una 'ruleta rusa' de la que los salmantinos cayeron derrotados pese a dar la cara; lo intentaron hasta el final e incluso con el marcador 50 - 52 tuvieron bola para igualar o ponerse uno arriba pero ahí terminaron las aspiraciones de un equipo que vive demasiados contratiempos.

 

No en vano, Aquimisa comenzó el partido muy intenso y trabajando en ambas canastas ante un líder que no podía con el arranque de los de Isidro Álvarez, crecidosm que endosaron un 14 - 06 en los primeros cinco minutos de juego gracias al poderío interior de Mbaye, a la clase de Simon y a la fuerza de Imad en unos minutos que demuestran lo que es este equipo.

 

Los salmantinos, menos fuertes a priori en el apartado físico, supieron ser más listos que su rival, Chantada, para suplir esa carencia con más inteligencia en cada ataque y defensa. Pero nadie dijo que la victoria fuese a ser fácil y Chantada empató el partido (14 - 14 minuto 8), racha negativa que rompió Alonso con un triple para cerrar el primer cuarto  17 - 18 por el empuje de los gallegos.

 

El segundo cuarto siguió por los mismos derroteros por los que terminó el primero, con Chantada más metido en el encuentro para lograr su máxima del partido hasta el momento (17 - 23 minuto 12) después de un parcial negativo para los salmantinos. El partido seguía muy intenso y cada canasta valía su peso en oro porque a ambos conjuntos les costaba mucho anotar, racha que rompió Imad con un triple pero Aquimisa cerró el cuarto con solo 11 puntos anotados después de malas acciones en ataque y demasiado desacierto en el tiro exterior (6/23 tiros de dos y 1/2 triples).

 

(Foto: Isabel de la Calle)

 

EL ATASCO NO TERMINA...

 

En la reanudación, el atasco de Aquimisa se hacía evidente con demasiados errores en ataque que no le permitían 'coger' a los gallegos, que tampoco estaban muy boyantes en la canasta contraria, y eso permitía a Aquimisa estar en el partido. Los gallegos castigaban desde el exterior pese a la zona de un equipo de Isidro Álvarez que no generaba acciones claras en ataque y le costaba un mundo crear juego. Este hecho llevó el marcador a 37 - 46 en el minuto 28 de partido.

 

Un triple de Simon dio alas a Aquimisa para cerrar otro mal tercer cuarto con lo mejor del partido: los salmantinos seguían en el partido pese a su 8/31 en tiros de dos y 5/21 en triples y todo por decidir.

 

RULETA RUSA DE AQUIMISA...

 

El cuarto y último periodo iba a decidir el partido y Aquimisa tenía que jugárselo a una ruleta rusa, el único modo de remontar y dar un 'golpe' al líder. César, Simon y Pedro pusieron a dos a Aquimisa tras un parcial de 7 - 0 (47 - 49) con 8 minutos de intenso partido por disputarse.

 

Austin dio otro 'hachazo' de tres para seguir asumiendo su rol y el choque entró en un momento en el que las defensas se imponían a los ataques. El partido iba de 'arreones' y Chantada se fue de 8 (50 - 58) y eso que Aquimisa tuvo bola para ponerse incluso arriba. Pero quizá son demasiadas circunstancias en contra las que tiene este equipo como para vencer al líder. Al menos dio la cara y lo peleó hasta el final... la ruleta rusa no salió como se esperaba y la moneda cayó del otro lado.