La residencia abre sus puertas tras acumular años de continuos retrasos

Por encima de la media. La gerente regional de Servicios Sociales destacó la importancia de un proyecto que se suma a la amplia oferta de plazas residenciales, que en la región supera el 17 por ciento
LORENA LAGO
Ya es un hecho. La residencia de mayores Nuestra Señora de la Peña de Francia abrió ayer sus puertas después de años de parones y consecutivas obras. La encargada de inaugurar estas modernas instalaciones fue la gerente regional de Servicios Sociales, Milagros Marcos quien, acompañada por el alcalde de la localidad, Jesús Pascual, su equipo de Gobierno, la presidenta de la Diputación provincial, Isabel Jiménez y numerosos diputados y alcaldes de municipios cercanos, pasearon por las diferentes estancias de este recién estrenado centro.

Tras unas palabras pronunciadas por el sacerdote del municipio, Leo, la gerente regional quiso resaltar “la enorme satisfacción por ver culminada esta obra, que va a ser la casa de muchos salmantinos. Después de muchos avatares podemos estrenarla gracias a la suma de esfuerzos realizados por diversas administraciones y una empresa privada”. En otro orden de cosas, Milagros Marcos destacó la importancia de este tipo de iniciativas en el medio rural. “Se trata de un proyecto que se viene a sumar al amplio número de plazas residenciales con que cuenta la Comunidad. Nuestra región es la comunidad autónoma con mayor esperanza de vida, por eso, y ya que vivimos más, tendremos que conseguir también vivir mejor y conseguir una mayor calidad de vida. Lo estamos consiguiendo a través de las plazas residenciales, que en Castilla y León se elevan por encima de la media, pues en la actualidad superamos el 17 por ciento de cobertura de plazas”.

Asimismo, la gerente regional resaltó “el esfuerzo que realizamos desde la Junta, auspiciados por nuestro presidente Herrera, que vela por que los mayores puedan estar en sus casas el mayor tiempo posible, pero de no poder lograrlo, que tengan estas residencias. De igual manera, estoy seguro de que ésta será una residencia abierta, en la que no sólo los residentes tendrán un lugar importante sino que estará disponible para que todos sus familiares o todos los que deseen venir a visitarla, puedan hacerlo, y me consta que Azvase, la empresa que la gestiona, velará por ello”.

En estos mismos términos se refirió la presidenta de la Diputación quien quiso acordarse, de igual forma, “de las corporaciones anteriores que tanto trabajaron para hacer realidad esta infraestructura, aunque bien es cierto que muchas de estas obras no serían posibles si no fuera por la Junta”. A este respecto, Isabel Jiménez recordó también “las 83.000 personas con más de 65 años que actualmente residen en nuestra provincia. Y es que estamos en una comarca donde la media es muy superior a lo que se da en otras zonas, con un 38 por ciento de personas mayores, que demandan un servicio como éste, que por otro lado, todos los alcaldes quisieran tener”. En este sentido, también apuntó la importancia de estas iniciativas puesto que “es vital que los mayores no salgan de su entorno y que cuando programas como la teleasistencia y la ayuda a domicilio, en los que esta Diputación gasta 25 millones de euros, no son suficientes, existan estos otros. Lugares donde pueden vivir mejor, estar más atendidos y tener una mayor calidad de vida. Y es que vivir aquí, también es hacer provincia”.

En última instancia, también el primer edil albercano recordó que “tenemos que estar agradecidos a nuestros mayores, que son los que nos han legado un pueblo tan hermoso y tan lleno de tradiciones. Por eso, nuestro mejor homenaje es poner a su disposición un servicio como éste, donde los que lo deseen tendrán todas las atenciones que necesiten en el mejor entorno, amparados por la Peña de Francia y su Virgen Morena y al lado de la guardería llena de niños”.

La visita concluyó con una merienda a la que asistieron no sólo las autoridades locales, provinciales y regionales, sino un sinfín de mayores del municipio que no quisieron perder la oportunidad de ver de primera mano las estancias de las que, a partir del próximo lunes, ya disfrutarán seis albercanos.