La repetición de la última final, 'La Roja' sudamericana y los 'aussie' en el camino

El primer rival de España permite revivir la final de la última Copa del Mundo en una primera fase, algo inédito en la historia. El segundo partido, contra el único equipo que no quería Del Bosque. Y la despedida ante Australia, puede valer para la diferencia de goles.

La selección española iniciará la defensa del título en el Mundial de Brasil ante Holanda, la actual subcampeona, Chile y Australia, según deparó el sorteo realizado este viernes en Costa do Sauípe, donde también se determinó el debut de 'La Roja', que será el 13 de junio en Salvador de Bahía a las 21 horas.

 

España no salió bien parada en el sorteo. Primero por caer en el grupo B, al lado del de Brasil (en el A) y segundo porque le tocaron las dos selecciones más difíciles del bombo dos y el bombo cuatro. La 'oranje', que llega al Mundial en un buen momento, supondrá el debut para el combinado de Vicente del Bosque.

 

Bajo la atenta mirada de todos los seleccionadores, y tras la puesta en escena del salmantino, que inauguró el acto haciendo entrega de la copa conquistada en Sudáfrica, ocho exjugadores de países que han ganado el Mundial fueron los encargados de poner en marcha el Mundial. Cafú (Brasil), Fernando Hierro (España), Zinedine Zidane (Francia), Fabio Cannavaro (Italia), Lothar Matthaeus (Alemania), Alcides Ghiggia (Uruguay), Geoff Hurst (Inglaterra) y Mario Kempes (Argentina) decidieron los designios de una selección española que tendrá un debut muy especial.

 

De hecho, el estreno de la campeona del mundo ante Holanda permitirá que, por primera vez en la historia, una final se repita en la fase inicial. El segundo envite será incluso de más enjundia, el único combinado que no quería Del Bosque: Chile, un equipo rápido y vertical, tácticamente inapelable.

 

'La Roja' de Sudamérica, bien trabajada por Jorge Sampaoli, será el segundo rival en Maracaná (Río de Janeiro), en la madrugada (0.00 horas) del 18 al 19 de junio, mientras que el último partido de la primera fase será el más asequible ante los australianos.

 

El conjunto 'aussie', que logró el billete para Brasil gracias a su buen hacer en el calificación asiática, no debe suponer problema alguno para una campeona del mundo que será el rival más odiado. El duelo ante Australia será el 23 de junio en Curitiba, a las 18 horas.

 

De esta forma, si España no consigue el primer puesto (algo que parece lógico) se mediría al primero del grupo A en octavos de final en lo que podría ser un duelo ante Brasil. En caso de evitar a la 'verdeamarelha', el cruce de los pupilos de Scolari será mucho más difícil ante holandeses y chilenos.

 

En el resto de grupos el gran beneficiado fue Francia, que logró el pasaporte en la repesca y quedó en el grupo E ante Suiza, Ecuador y Honduras; o los belgas, que han aprovechado su condición de cabeza de serie para medirse a Argelia, Corea del Sur y Rusia.

 

Dos grupos muy sencillos que no brindarán duelos de postín. Quién sí lo hará será Cristiano Ronaldo y su Portugal, que quedaron en el grupo G con Alemania, Ghana y Estados Unidos; o la Argentina de Leo Messi que jugará ante Nigeria, Irán y Bosnia en una composición muy asequible.

 

Además, otro de los grupos con aliciente es el D, donde están Uruguay, Italia, Inglaterra y Costa Rica, o el A, donde los anfitriones deberán medirse con Croacia, México y Camerún, todos ellos partidos con sabor muy mundialista que tendrán como primer objetivo evitar a España.