La región registró un total de 284.692 demandantes de empleo, un 12,82 por ciento más que en 2011

La cifra de demandantes de empleo "no ocupados" creció en Castilla y León un 19,14 por ciento

El número de demandantes de empleo en Castilla y León en el mes de mayo de 2012 fue de 284.692, de los que un 31.367 por ciento eran ocupados, 10.228 tenían disponibilidad limitada, 229.353 eran parados registrados y 13.744 eran "otros no ocupados considerados parados por la EPA".

En concreto, los demandantes de empleo en Castilla y León aumentaron un 12,82 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, cuando se computaron 252.328 demandantes. En comparación con abril (287.057) se ha producido un descenso del 0,82 por ciento.

Además y según los datos facilitados a Europa Press por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los demandantes de empleo "no ocupados" (parados registrados y otros no ocupados) registrados en Castilla y León el pasado mes (243.097) cayeron un 0,83 por ciento respecto al mes anterior (2.027 personas) mientras que en España descendieron un 0,68 por ciento.

En términos anuales, el número de demandantes de empleo "no ocupados" creció en Castilla y León un 19,14 por ciento (39.053 personas) y en España aumentó un 13,98 por ciento.