La región impulsa un seguro para ataques de lobo que garantiza un pago más rápido y con retroactividad a enero de 2011

Mapfre será la entidad encargada de gestionar este seguro cuyo contrato se formalizará y los ganaderos podrán solicitarlo desde el lunes
El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, ha informado este jueves de que el Consejo de Gobierno ha dado luz verde a un seguro específico para compensar los daños por ataques de lobo que garantiza un pago "más rápido" y retroactividad en su aplicación a 1 de enero de 2011.

Silván ha insistido en que el objetivo principal de esta medida es indemnizar a los titulares de las explotaciones ganaderas que se hayan visto afectados por los daños producidos por ataques de lobo y de perros asilvestrados y ha explicado que se ha concebido como una medida de choque a través de la que el pago por estos ataques se efectuará en un plazo máximo de entre 30 y 60 días desde que se produzca el siniestro.

Mapfre será la entidad encargada de gestionar este seguro cuyo contrato se formalizará y los ganaderos podrán solicitarlo desde el lunes. Además, la aportación de la Junta a estas pólizas será de 425.000 euros.

"El pago es prácticamente inmediato", ha insistido Silván, quien ha recordado que el pago de las ayudas antes se realizaban en un plazo de seis meses y ahora se efectuarán en un plazo máximo de entre 30 y 60 días.

Además, como ha explicado, este seguro supondrá un "menor" coste para el ganadero que las pólizas actuales, ya que no tendrá que pagar recargo por alta siniestralidad. La póliza les permitirá contar con importantes bonificaciones por no siniestralidad y con primas por cabeza de ganado que van desde los 0,35 euros, para el ganado ovino y caprino, y los 1,75 euros para el ganado vacuno y equino.

Por otra parte, Silván ha recordado que en la Junta se está trabajando también en la puesta en marcha de acciones a medio plazo para atajar el problema y que se basan, en primer lugar, en reclamar al Gobierno central que realice el procedimiento correspondiente para homogeneizar el estatus del lobo, ya que en el norte del Duero se considera especie cinegética y en el sur es protegida.

Para llevar a efecto esta acción, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha avanzado que trabaja también con los eurodiputados de Castilla y León para lograr esta modificación normativa y ha señalado que a principios de 2012 mantendrá una reunión en Bruselas para trabajar en este sentido.

Finalmente, Silván ha recordado que ya se ha iniciado la revisión del Plan de Conservación y Gestión del Lobo.