La región dará por buenas las previsiones económicas del Gobierno porque coincidirán con las de Europa

"En lo único que coinciden todos es en que va a ser un año de recesión"
La consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha asegurado este lunes que dará por buenas las previsiones macroeconómicas que elabore el Gobierno de la nación porque previsiblemente coincidirán con las de Europa.

Del Olmo, que ha apelado a la prudencia ante la "temeridad" de pronunciarse ahora sobre una previsión de crecimiento económico para 2012, ha reconocido no obstante que todos los analistas coinciden en que esa previsión será negativa, si bien ha advertido de que hay un "abanico muy grande" respecto a porcentajes.

"En lo único que coinciden todos es en que va a ser un año de recesión", ha añadido Del Olmo, que ha advertido de que esa circunstancia supone "un año muy difícil" en el que merman los ingresos y, por lo tanto, el gasto público para mantener en todo caso el compromiso de control del déficit público y de estabilidad presupuestaria.

En declaraciones recogidas por Europa Press tras presentar los datos de la contabilidad regional correspondientes al año 2011, Del Olmo ha insistido en que Castilla y León basará sus previsiones económicas para 2012 en las predicciones del Gobierno, pendiente a su vez del pronóstico de crecimiento económico para España que hará público la UE el próximo día 23 y que determina o corrige el objetivo del déficit.

"Castilla y León se basará en lo de España, no puede ser de otra manera", ha manifestado la consejera castellanoleonesa, que ha aclarado que en la elaboración de los presupuestos no influyen tanto las cifras macro como la materialización de las entregas a cuenta, que están siendo "muchísimo menos" de las anunciadas en julio.

La consejera de Hacienda ha expresado su confianza en la buena marcha de las exportaciones para "atenuar" la previsible desaceleración del consumo de los hogares, uno de los componentes más importantes del PIB que "va a ir a peor", según ha vaticinado.