La región cerró 2011 con un déficit público del 2,35%, 500 millones de desfase que Del Olmo achaca a la sanidad

"Los hospitales no entienden de objetivos de déficit, los facultativos siguen gastando porque hay que atender a las personas"
La Comunidad autónoma de Castilla y León cerró el ejercicio 2011 con un déficit público del 2,35 por ciento, lo que supone un desfase de unos 500 millones de euros que la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ha achacado a la deuda sanitaria por un problema estructural de financiación de la Sanidad que hace "muy difícil" cumplir esos objetivos de consolidación fiscal si no se soluciona.

De este modo se ha pronunciado la consejera castellanoleonesa tras conocer los "datos provisionales" hechos públicos este lunes por el Ministerio de Hacienda, según los cuáles las comunidades autónomas cerraron el pasado ejercicio con un déficit del 2,94 por ciento, frente al 1,3 por ciento previsto.

"Los hospitales no entienden de objetivos de déficit, los facultativos siguen gastando porque hay que atender a las personas", ha explicado Del Olmo, que ha garantizado que Castilla y León estaba "muy próxima" al 1,3 por ciento previsto por el Gobierno antes de realizar las pertinentes auditorías a los hospitales.

Del Olmo ha reconocido que la Junta de Castilla y León tendrá que hacer un 'Plan Económico Financiero' de reequilibrio en base al proyecto de presupuestos de 2012 que asegure que la Comunidad va a cumplir el objetivo de déficit de este año y que tendrá que ser aprobado en el seno del CPFF. "Si las medidas se consideran idóneas la consecuencia será que tendremos que pedir autorización para endeudarnos para todo tipo de operaciones a largo plazo", ha aclarado.

La consejera ha recordado que la Junta de Castilla y León ya está haciendo ajustes para hacer frente a esa deuda sanitaria y para incrementar los ingresos autonómicos, como los que se aprobarán mañana en las Cortes con la implantación del denominado 'céntimo sanitario', a la espera también de la cifra de las entregas a cuenta que comunique el Gobierno de España para la elaboración del proyecto de presupuestos para 2012.

No obstante, Del Olmo ha significado que Castilla y León se ha situado "sensiblemente" por debajo de la media de las autonomías españolas -casi seis décimas menos-- y en la sexta posición en cumplimiento del objetivo del déficit, tras Madrid, Galicia, Canarias, Navarra y La Rioja.

Del mismo modo, ha apuntado que el déficit que ha dado finalmente el Gobierno a Castilla y León es superior al comunicado por la propia Comunidad, que lo situó en un 2,2 por ciento, por lo que ha considerado que habrá que aclarar con el Ministerio el PIB que ha utilizado para este cálculo o si han realizado algún otro ajuste que Castilla y León no tenía.

La consejera ha recordado también que Castilla y León cierra 2011 con un déficit muy parecido al año anterior, cuando el porcentaje se situó en el 2,26.