La región amplía la moratoria de los préstamos de los agricultores

Hasta los dos años. En Castilla y León, el número de beneficiarios de esta medida asciende hasta los 15.000 y afectará a los préstamos adquiridos para alimentación animal del pasado año 2007
ICAL

El secretario general de la Consejería de Agricultura y Ganadería, Eduardo Cabanillas, destacó ayer el acuerdo alcanzado con el Ministerio del ramo para ampliar la moratoria de los préstamos contraídos por los agricultores en el marco de la crisis hasta los dos años, que afecta a 15.000 cultivadores en la Comunidad.
“Nuestra propuesta de prorrogar dos años más los préstamos fue aceptada”, destacó al término de la reunión el número dos de la Consejería. Según explicó, cada comunidad autónoma podrá elegir entre mantener la moratoria un año o ampliarla a dos, como será el caso de Castilla y León.

La decisión afecta a los préstamos adquiridos por los agricultores para la alimentación animal del año 2007, para incorporación de jóvenes agricultores y, por último, para inversiones en explotaciones agrarias.

Cabanillas destacó en el encuentro que la ampliación de la moratoria en la devolución de las cantidades prestadas al sector agrario es una cuestión “prioritaria e indispensable” para la Comunidad. Según informó la Consejería, el efecto de esta medida será inmediato y posibilitará que los agricultores y ganaderos de Castilla y León no tengan que pagar a las entidades financieras las cantidades que debían amortizar este año y el próximo.

La medida acordada ayer requerirá un importante apoyo financiero de la Comunidad en los préstamos a los ganaderos concedidos por el incremento de los costes de la alimentación animal, ya que la financiación de los intereses depende en un 64 por ciento del presupuesto de la Junta de Castilla y León.

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha apoyado también la medida destinada a financiar avales para nuevos préstamos, pero ha indicado que deben subvencionarse todas las comisiones para su formalización, ya que suponen una “barrera” para el acceso a la financiación.

En su conjunto, la Consejería ha demandado la aplicación en España del incremento del límite temporal individual de 15.000 euros por explotación, para permitir que todos los agricultores afectados por la deuda puedan acogerse a las ventajas de esta medida y no se vean limitados por haber superado el importe máximo autorizado por la Comisión Europea de 7.500 euros por agricultor.

Apoyo al sector
Por otro lado, el subsecretario de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Santiago Menéndez de Luarca, se reunió con representantes de las comunidades autónomas para “avanzar de forma conjunta” en la puesta en marcha de “medidas de apoyo” al sector agroalimentario.

En un comunicado, el Ministerio explicó que la reunión se convocó en el marco de las celebradas por la mesa de financiación, y ha contado con la asistencia de representantes de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca), y del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Detalló que se trata del segundo encuentro entre las dos administraciones, ya que el pasado día 21 de enero tuvo lugar una primera reunión de coordinación en la que estuvieron presentes estos mismos interlocutores.

Explicó además que se revisó el texto del proyecto de la Orden Ministerial que materializa diversas medidas de apoyo a agricultores y ganaderos para facilitarles el acceso al crédito y que se han incluido la mayoría de las observaciones realizadas por las comunidades autónomas.

Por último, la Orden prevé “incluir un periodo de carencia” para los titulares de los préstamos concedidos al amparo de los Reales Decretos dirigidos a la mejora y modernización de las estructuras de producción de las explotaciones agrarias.