La reforma del estatuto contemplará la compatibilidad de cargos y el techo de gasto social

La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, firmando en el libro del Consejo Consultivo.

La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, visita el Consejo Consultivo y habla de la reforma del estatuto de autonomía, compromiso para esta legislatura. Espera contar con el consenso de todas las fuerzas.

La presidenta de la Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, se ha mostrado a favor del consenso entre los grupos políticos para afrontar la reforma del Estatuto de Autonomía prevista para esta legislatura. Clemente, en una visita este jueves al Consejo Consultivo de Castilla y León con sede en Zamora, ha explicado que todavía no hay una fecha marcada para el inicio de este trabajo pero "es una compromiso para esta legislatura y hay que hacerlo con todos los criterios de legalidad".

 

En su intervención ante los medios de comunicación, la presidenta de las Cortes ha recordado que se está en un nuevo escenario con seis partidos políticos representados y "hay que buscar un consenso de partidos". Entre los puntos que incluirán esta reforma del Estatuto de Autonomía estarán incluidos la compatibilización de cargos o el techo social, para tener claro el gasto fijo que debe ir para las políticas sociales, independientemente de quien gobierne.

 

Asimismo, Clemente se ha referido una posibilidad de reducir el número de procuradores aunque "es algo que hay que analizar en este contexto de reforma y buscar apoyo de grupos políticos".

 

 

APOYO AL CONSULTIVO

 

Durante su visita al Consejo Consultivo, Clemente no ha dudado en mostrar su apoyo a la Institución presidida por Mario Amilivia quien ha agradecido el "trato y deferencia especial" desde que tomó posesión al frente de las Cortes. La presidente ha asegurado que el Consultivo es "garantía del cumplimiento de la legalidad" y del respecto de la democracia.

 

Asimismo, ha añadido que es una Institución que se ha adaptado a una reducción del presupuesto en más de un 46 por ciento en los últimos años y una merma en su plantilla hasta "ajustarse al máximo".