“La reforma de la Ley de Dependencia podría quedarse en una mera iniciativa para contener el gasto”

Confederación ASPACE considera que esta reforma pone en riesgo la efectividad de la propia Ley y empeorará las condiciones de vida del colectivo.
Confederación ASPACE considera indispensable lograr un pacto de Estado entre administraciones públicas, agentes sociales, partidos políticos y el Tercer Sector de la discapacidad para consensuar la reforma de la conocida como Ley de Dependencia, pues, como asegura su presidente, Jaume Marí, de otra forma “se corre el peligro de que la comprensible reducción en la financiación termine afectando de forma directa a las personas con mayor grado de dependencia, y acabe generando la discriminación y la desigualdad que pretende evitar”.

“Y para lograr consensuar las iniciativas que materialicen esa reforma de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia”, continúa Jaume Marí, “resulta imprescindible contar con la participación de los centros que llevan años prestando servicios de atención a las personas con discapacidad”.

“Sin este gran pacto social”, añade Jaume Marí, “la reforma de la Ley podría quedarse en una mera iniciativa para contener el gasto y no para la mejora de las condiciones de las personas con discapacidad o la enmienda de los errores y lagunas encontradas durante este tiempo de vigencia de la Ley”.

En este sentido, Confederación ASPACE considera que la reforma de la Ley aprobada por el Gobierno el pasado 13 de julio pone en riesgo la efectividad de la propia Ley y empeorará las condiciones de vida del colectivo. "La eliminación de los distintos niveles en cada uno de los tres grados en que se divide la situación de dependencia tiene como efecto pernicioso que las prestaciones asociadas de las personas con mayor dependientes se igualen a la baja, igualándose a las de quienes tienen un menor nivel de dependencia" avisan desde la confederación, al igual que "la incompatibilidad total entre prestaciones introducida por la reforma supone un retroceso social. Por ejemplo, una persona con gran discapacidad necesita atención las 24 horas del día, por lo que reconocerle una plaza en un Centro de Día no debería ser incompatible con otros servicios y prestaciones".

También han criticado el precio de referencia de los servicios, que según ellos "se fijan sin criterios claros ni objetivos, basados únicamente en el criterio arbitrario de cada comunidad autónoma. Las comunidades autónomas puede decidir fijar el precio de referencia más bajo posible para cada servicio, con la idea de que el copago que deba asumir el usuario sea también lo más bajo posible. Esto generará el efecto contraproducente de que los centros de atención recibirán una menor cuantía para ofrecer un mismo servicio, lo que inevitablemente mermará la calidad de la atención."

"La reforma de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia se hacía imprescindible para mejorar un sistema social que se ha mostrado fundamental, sin embargo, esta reforma introducida por el Gobierno no solo no ataja ninguna de las carencias de la Ley, sino que introduce nuevas trabas al colectivo" afirman desde la asociación.

Confederación ASPACE solicita al Gobierno que rectifique los puntos aquí especificados y, en caso de seguir adelante con el aumento del porcentaje del copago que deben asumir los usuarios, éste se establezca en función de la renta del usuario, y no sobre el precio del servicio prestado, de tal forma que cada persona con discapacidad pague en función de sus posibilidades económicas.

Por último, en representación de los casi 250 centros de atención que tiene distribuidos por todo el país y como legítimo portavoz de las 120.000 familias que conviven día a día con la parálisis cerebral, Confederación ASPACE quiere poner a disposición del Gobierno la experiencia acumulado durante sus más de 25 años de vida, con el objeto de participar de forma constructiva y responsable en las iniciativas que afecten a la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia.