La reducción salarial para los altos cargos públicos irá del 0,25 al 15%

 
s. g. p. / agencias

La Ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) acordó ayer, por unanimidad, una rebaja del sueldo de los alcaldes y cargos electos en función de la retribución que reciben y en sintonía con el decreto del Gobierno que sitúa esta reducción entre el 15 por ciento y el 0,25.

El presidente de la FEMP, Pedro Castro, informó en rueda de prensa de que los alcaldes con sueldos similares al presidente del Gobierno y ministro experimentarían una rebaja salarial del 15 por ciento; la reducción en sueldos equivalentes a secretarios de Estado sería del 10 por ciento, y del 9 para salarios equivalentes a subsecretarios de la Administración General y así sucesivamente hasta la rebaja mínima del 0,25 por ciento. Castro precisó que la reducción será efectiva en la nómina del mes de junio y en el 2011 los salarios quedarán congelados.

La FEMP se reunió ayer para estudiar esta rebaja en el salario, además de analizar el decreto ley por el que se adoptan medidas extraordinarias para reducir el déficit público y que prohíbe a los ayuntamientos recurrir al crédito a largo plazo entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2011. Inicialmente, el decreto decía que los ayuntamientos no podrían endeudarse desde hoy mismo ni durante el 2011. Finalmente, el Gobierno rectificó y retrasó siete meses el recorte. Castro comentó que si bien esta rebaja salarial para alcaldes y cargos electos viene en el decreto, es más que una “recomendación” de la FEMP, ya que fue acordada por unanimidad de la Ejecutiva, “y de alguna forma vincula, ya que todos se han sumado a arrimar el hombro”, dijo.

El dirigente de la FEMP también comentó que en el transcurso de la Ejecutiva se manifestó que los ayuntamientos quieren que el Ejecutivo central gobierne y “que tome decisiones valientes”, al tiempo que pidió al PP que tenga “concepto de Estado”, que “no se ponga de lado ni se excluya” si no que, por el contrario, observe lo que está pasando en Europa. En este sentido, Castro exigió a los populares que estén “por encima de un puñado de votos” y demandó “amplitud de miras” y “concepto de Estado” más cuando todos los países europeos están tomando medidas e incluso de “mayor profundidad”. En relación al decreto que retrasa siete meses, hasta enero de 2011, la limitación del crédito, tras la rectificación ayer en el BOE, Castro señaló que ha sido una “corrección” efectuada tras la intervención de la FEMP y la reunión a última hora del lunes con el Gobierno.