La reducción de la deuda y muchas medidas repetidas en el programa de Fernández Mañueco

El candidato del PP, durante la presentación de su programa.

Destinar 40 millones de euros a equilibrar las cuentas del Ayuntamiento, a pesar de que se ha anunciado superávit, es la gran medida. Buena parte de las 61 propuestas son conocidas, con la integración del Tormes, el empleo joven, la policía de barrio y nuevo suelo industrial en Peña Alta como novedades de un programa continuista.

Seguir otros cuatro años como hasta ahora, o casi. Esto es lo que ha propuesto Alfonso Fernández Mañueco en la presentación de su programa, un acto en el que ha insistido en los ejes que han sido fundamentales en su primera legislatura. Así que no es de extrañar que muchas de las medidas suenen a las que presentó hace cuatro años y tampoco que entre líneas el mensaje haya sido por la continuidad frente a lo que califica de "experimentos con nuevos partidos".

 

 

SEGUIR PAGANDO DEUDA PESE AL SUPERÁVIT

 

La medida más importante va a volver a ser el pago de la deuda. En la actual legislatura, con la promesa de un plan de austeridad, se han destinado más de 35 millones de euros a la amortización de la deuda heredada por los anteriores gobiernos del PP. Y a pesar de que al finalizar 2014 se anunció un superávit de 12 millones de euros, de nuevo la mayor partida económica del Ayuntamiento para los próximos cuatro años va para amortizar deuda: 40 millones de euros es lo que ha anunciado esta mañana el alcalde.

 

Esa continuidad se traslada a muchas de las medidas, que están directamente repetidas o inspiradas en las que presentó hace cuatro años. Ahí está la promesa de suelo industrial asequible, ahora vinculada al sector de Peña Alta y no a Malotas; el impulso al transporte de mercancías; la reducción del período de pago de las facturas a proveedores; la mejora de la accesibilidad a edificios municipales; el plan para eliminación de pintadas; el apoyo al octavo centenario de la Usal o el centro del español vinculada a ella; el plan contra los reventones; la extensión del carril bici y del programa SALenBici; la colaboración con el alfoz; la mejora de las instalaciones deportivas; o las exigencias de acabar el hospital o la electrificación de la línea férrea Salamanca-Fuentes de Oñoro. Cosas todas ellas conocidas, dejadas a medias en muchos casos, y que repiten en la lista de promesas.

 

A ello hay que sumar los programas de atención a las personas, que bajo el paraguas de la atención a la violencia de género, la participación social, el voluntariado, las actividades para jóvenes, la atención a los mayores, los planes de juventud, las ayudas a familias, a colectivos en dificultad, el apoyo a mujeres embarazadas, mejoras en la teleasistencia... que bajo otras denominaciones y desarrollos y con una formulación vaga aparecen ahora igual que estaban hace cuatro años.

 

 

POCAS COSAS NUEVAS

 

También hay cosas nuevas, al margen del pago de 40 millones de deuda. Lo son el nuevo espacio cultural en la Torre de los Anaya, que hace unos meses rechazó en el pleno para luego anunciarlo y que ahora se retoma; fue una propuesta del PSOE. Una intervención en el convento de San Esteban toma el relevo de los actos del quinto centenario de la catedral. Un plan para rehabilitar parques y otro para mejorar plazas. También se anuncia una remodelación del Palacio de Congresos y actuaciones en el patrimonio como la recuperación del pozo de las nieves, la torre de Los Anaya o el disfrute del cerro de San Vicente. Y una biblioteca móvil para llevar la lectura por la ciudad.

 

Estas últimas suenan también a conocidas porque algunas de las promesas para la próxima legislatura son proyectos que se han acometido ahora y que están ya anunciados, como el centro de convivencia Victoria Adrados y su aparcamiento, el centro Luis Vives o la casa de las asociaciones. Y la que más ha anunciado el alcalde desde el pasado verano, la congelación de todos los impuestos municipales que sufrieron una importante subida durante los tres primeros años de mandato y que ahora, con el IPC en negativo, no se actualizan, lo que significaría su bajada. Todas estas son promesas conocidas y lanzadas anteriormente.

 

Fernández Mañueco ha puesto especial énfasis en la generación de empleo y oportunidades para los jóvenes, un mantra con el que ha insistido desde hace semanas y que se traduce en la puesta en marcha de una nueva estrategia para facilitar el primer trabajo, el emprendimiento o la retención de talento investigador. Hay otras medidas por el empleo, como promover el de personas con discapacidad, los programas activos de empleo

Noticias relacionadas