La Red Centinela Sanitaria de Castilla y León amplía su formación epidemiológica sobre la gripe

Vacuna Gripe
La Fundación Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León (IECSCYL) inicia este lunes el 'Curso Clínico Epidemiológico de la Gripe', cuya finalidad es incrementar la formación útil de los sanitarios de la Comunidad sobre esta enfermedad. Con esto se conseguirá, entre otros objetivos, incrementar la eficiencia de la Red Centinela de la Comunidad, sistema que ya es referente nacional e internacional en materia de gripe.



VALLADOLID, 1 (EUROPA PRESS)



La vigilancia y el estudio epidemiológico de la gripe permiten analizar la frecuencia, distribución, variaciones, determinantes y consecuencias de la enfermedad. Y esto, a su vez, ofrece datos de gran utilidad a la Consejería de Sanidad para la protección de la salud de los ciudadanos, según informaron fuentes de la Administración regional.

Gracias a estas acciones se dispone de indicadores fiables que orientan y justifican las prioridades establecidas en los diversos planes y estrategias de actuación frente a la gripe que aborda y planifica la Junta de Castilla y León.

Por eso es fundamental que los profesionales sanitarios que realizan estos estudios y labores de vigilancia estén lo mejor formados posible en la materia. Y, en consecuencia, es de gran importancia la organización de acciones formativas como la que la Fundación Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud (IECSCYL) pone en marcha mañana, 1 de abril, con el nombre de 'Curso Clínico Epidemiológico de la Gripe'.

Esta será la segunda edición de esta actividad, cuyas clases se extenderán hasta el 30 de junio de 2013. En ellas participarán miembros de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León; profesionales clínicos del ámbito de la Atención Primaria; especialistas de las áreas de Salud Pública, Salud Laboral, Neumología, Geriatría, Pediatría y Urgencias; técnicos gestores de los programas de vacunación antigripal y Médicos Internos Residentes (MIR) de las especialidades mencionadas.

El objetivo que se busca con este curso es triple. Ampliar la formación del personal sanitario de la Comunidad sobre el estudio y control epidemiológico de la gripe; mejorar la formación de las personas que trabajan en la Red Centinela de Castilla y León y, por lo tanto, incrementar la calidad y exactitud de la información que estos ofrecen semanalmente a los ciudadanos y, por último, aumentar el número de profesionales capaces de realizar las labores que desempeña la Red Centinela por si, en algún momento, es necesario incrementar sus efectivos.

ANÁLISIS DE DISTINTOS SISTEMAS

En esta formación se analizarán en profundidad los distintos sistemas de vigilancia de la gripe en Castilla y León, España y Europa y se abordarán temas como: diferentes tipos de virus, presencia de la enfermedad en grupos especiales de población, bases de la respuesta inmunológica frente a ella, medidas de prevención o fármacos antivirales; entre otros muchos.

Castilla y León está muy bien posicionada a nivel mundial en el ámbito del estudio de la gripe. Y esto es, en gran parte, gracias a la labor desarrollada por la Red Centinela regional. Este sistema de vigilancia está presente en algunos de los proyectos internacionales más importantes sobre la materia y cuenta con el trabajo de cerca de trescientos profesionales sanitarios (entre médicos de familia, pediatras, personal de enfermería, epidemiólogos y técnicos de la Consejería de Sanidad).

La Red Centinela está orientada a la vigilancia en Salud Pública y a la investigación epidemiológica de los principales problemas sanitarios de la población (entre ellos, la gripe). Y se basa en la monitorización de más de 100.000 ciudadanos de la región gracias a la colaboración voluntaria de los profesionales sanitarios.

La labor de estas personas ha permitido ya la preparación de más de medio centenar de estudios relacionados con temas tan variados como el herpes zoster, el dolor abdominal en pediatría, la vigilancia de la gripe, la diabetes mellitus, la asistencia paliativa, etc.

El sistema de vigilancia castellano y leonés trabaja, además, de forma coordinada con las otras redes centinelas sanitarias españolas; con lo que se ha conseguido adoptar objetivos consensuados que permiten comparar resultados de diferentes comunidades autónomas y mejorar los sistemas de alerta nacional de vigilancia epidemiológica.

Asimismo hay que señalar que la experiencia y el trabajo desarrollado por los profesionales que integran la Red Centinela la han convertido en un referente tanto en el ámbito nacional como internacional, siendo prueba de ello sus numerosas participaciones en programas y comités de investigación epidemiológica.

Un ejemplo de ello es la colaboración existente, entre los vigilantes sanitarios de Castilla y León y la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud, para la realización y difusión de un informe técnico que permita la adopción de indicadores técnicos cualitativos sobre la actividad epidémica de la gripe en el continente europeo.

Este proyecto utiliza el modelo de vigilancia desarrollado y seguido por la Red Centinela de la Comunidad para comparar la intensidad de las epidemias gripales, la difusión de los virus, los tipos dominantes, las tendencias y el impacto de la gripe en el ámbito europeo.

El acuerdo supuso además una aportación de 14.850 dólares, por parte de las OMS en Europa, para financiar las actividades de coordinación europeo que se están desarrollando con la colaboración del IECSCYL (entidad que organiza también el curso que hoy anunciamos).

Esta iniciativa se desarrolló mediante la realización de una encuesta sobre la gripe entre los estados europeos; la coordinación de un grupo de trabajo para presentar los resultados del estudio; la elaboración de una propuesta inicial de desarrollo de indicadores; aprobación internacional de la misma y, por último, plasmación de las conclusiones alcanzadas en un documento técnico definitivo para que la OMS Europa desarrolle un estudio piloto durante esta temporada gripal.

En la actualidad, uno de los modelos desarrollados en Castilla y León, conocido como 'Método de las Epidemias Móviles', está siendo utilizado tanto por la OMS como por el Centro de Control Europeo de Enfermedades (ECDC) de la UE, para detectar la aparición de epidemias de gripe y estimar la intensidad que alcanzan.