La recaudación fiscal por tabaco cae un 1,29 por ciento hasta octubre en la Comunidad

La recaudación a través de impuestos especiales e IVA del mercado del tabaco, que incluye cigarrillos, cigarros, liar y pipa, ha descendido un 1,29 por ciento en Castilla y León en los diez primeros meses del año.

En el conjunto nacional, esta recaudación se mantendrá estable en 2014 por primera vez en cuatro años, con un importe previsto que rondará los 9.000 millones de euros, según han informado a Europa Press en fuentes del sector.

En concreto, el Estado recaudó 7.707,25 millones de euros hasta octubre por ambos gravámenes, lo que supone un descenso del 0,49 por ciento respecto al mismo periodo de 2013, por lo que la tendencia apunta a una estabilización al final de año.

Del total recaudado hasta el décimo mes del año, 6.008 millones correspondieron al Impuesto especial sobre las Labores del Tabaco, un 0,49 por ciento menos, y los 1.699 millones restantes al IVA, lo que supone un retroceso del 0,48 por ciento.

Por comunidades autónomas, la recaudación retrocedió en prácticamente todas las comunidades autónomas, salvo en Baleares (+1,48 por ciento), La Rioja (+0,55) y Cataluña (+0,28). Los mayores descensos se registraron en Extremadura (-1,92), Murcia (-1,91), Navarra (-1,80), Asturias (-1,35) y Andalucía (-0,79).

Los cigarrillos, cuyo precio medio de venta se sitúa en 4,37 euros por cajetilla, representan el 89 por ciento recaudación total de las labores del tabaco.

El Estado recaudó 9.119 millones de euros a través de impuestos especiales e IVA del tabaco en 2013, lo que representó un descenso del 2,8 respecto a lo embolsado en 2012. Desde 2010, como consecuencia de la caída de ventas, la contribución del tabaco a las arcas públicas retrocedió un 7,65.

La caída registrada en 2013 fue el tercer retroceso anual de los ingresos por impuestos especiales del tabaco, más pronunciado que en 2011 y 2012, en los que se registraron descensos del 4,1 y del 3,94 por ciento, respectivamente.

En el caso de los cigarrillos, la recaudación vía impuestos especiales, retrocedió un 7,5 por ciento hasta diciembre de 2013 en comparación con el ejercicio precedente.

POSIBLE REFORMA DE IMPUESTOS

El Ministerio de Hacienda trabaja en reformar los impuestos del tabaco con el eventual cambio del sistema actual de doble mínimo, un tipo impositivo que se incrementa cuando el precio está por debajo de un límite predeterminado, para adaptarlos a la nueva directiva europea y evitar una guerra de precios como ya ha ocurrido en Italia, según han informado a Europa Press fuentes del sector.

En concreto, la posibilidad que barajan los técnicos del departamento presidido por Cristobal Montoro es reemplazar el actual sistema de doble mínimo por el sistema alemán con el objetivo de tener una estructura fiscal menos vinculada al precio, lo que no supondría una subida de impuestos, sino un cambio obligado por la directiva comunitaria donde el precio se convertirá en el único factor diferencial.

El sistema alemán de impuesto total, según han explicado las mismas fuentes, es una "muy buena alternativa", pero su bondad depende del umbral de aplicación. Así, una horquilla de entre el 100% y el 99% del precio medio ponderado replicaría "muy bien" el sistema actual y constituiría una opción "aceptable y neutral", ya que ninguna marca podría bajar su precio de 3,91 euros.

Las mismas fuentes consideran necesarias alternativas fiscales, que podrían materializarse antes de que termine el año, para optimizar la futura recaudación de los productos del tabaco, a la luz de la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia del pasado 9 de octubre.

La última vez que el Gobierno tocó los impuestos del tabaco fue a finales de junio de 2013, con el alza del tipo específico de 19,1 a 24,1 euros por cada mil cigarrillos y la reducción del 'ad valorem' del 53,1 por ciento al 51 por ciento, mientras que el impuesto mínimo pasó de 123,97 euros a 128,65 euros por cada mil cigarrillos. Esta decisión provocó en julio una subida media de 10 céntimos en las cajetillas de cigarrillos de las principales marcas.

Previamente, las tabaqueras también habían aplicado movimientos al alza a principios de ese mismo año, tras elevar el Ministerio de Hacienda el impuesto especial que grava el consumo de tabaco estableciendo el sistema de 'doble impuesto mínimo'.