La raza española se mide en la final de París

Rafa buscará su octavo entorchado y 'Ferru' entrar en la historia de los ganadores del prestigioso torneo francés.

Los tenistas españoles Rafa Nadal y David Ferrer disputarán este domingo la cuarta final española de la historia en la pista central de Roland Garros (15.00 horas), en un partido en el que el alicantino tratará de conquistar su primer Gran Slam ante un manacorí que busca su octava corona en París.

  

La Philippe Chatrier será testigo del duelo entre dos amigos que dejaran de serlo por unas horas para luchar por el preciado trofeo. Con siete torneos parisinos a sus espaldas, Ferrer es la nueva piedra en el camino de un Nadal que busca ampliar su leyenda en Roland Garros.

  

Dos caminos muy distintos han traído a Ferrer y a Nadal a disputar la final del prestigioso torneo galo. El primero sufrió en el primer partido ante Albet Montañés, pero a partir de esa victoria completó cinco partidos ganando por la vía rápida.

  

Antes de llegar a la semifinal ante Tsonga eliminó a otro español, Tommy Robredo, en cinco sets. Cuando se vio a un paso de la final y con Federer fuera de juego, el alicantino sólo tenía un objetivo: jugar su primera final de un Grand Slam, y aplastó al francés Tsonga para conseguirlo.

  

Por su parte, Nadal sufrió un poco más para llegar a la gran final. Con las dudas que tiene presentes sobre su estado físico pero con la convicción que le daba haber ganado seis finales desde que volvió a la competición, el manacorí se plantó en semifinales para jugar ante uno de sus grandes rivales, el serbio Novak Djokovic.

  

El número uno del mundo le plantó cara y por momentos parecía una final anticipada, con la misma carga épica de aquel duelo de titanes que disputaron en la final de Australia. Esta vez, y como siempre ha ocurrido en Roland Garros, se impondría el español.

  

Así, este domingo se disputará de nuevo una final de un Grand Slam entre dos tenistas españoles. Antes de este partido ya se habían disputado tres más con jugadores nacionales la última en 2002. Gane quien gane España sumará su decimosexto trofeo y volverá a coronar el tenis patrio en la tierra batida de la Philippe Chatrier.