“La raza charolesa es la mejor para el cruce con razas autóctonas como la Morucha de Salamanca”

La calidad es la apuesta principal de un sector que lejos de venirse abajo aumenta el número de ganaderías

El recinto ferial de Salamanca acoge desde el día 3 hasta el 5 de marzo el V Concurso de Raza Charolesa Salamanca 2012 gracias al esfuerzo de los profesionales del sector por hacer posible este certamen que antes se celebraba en el mes de junio, coincidiendo con la feria ecuestre, que no se celebrará este año.

“Tenemos unos becerros de espectáculo y en esta ocasión se trata de animales de 7 a 13 meses de edad y son unos animales para estar más que satisfechos porque hemos elegido lo mejor que había en el campo”. Así se expresó el secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Criadores de Charolés, Diego Guerrero, quien destacó además que se han mejorado mucho los animales “en tan solo un mes y es para estar más que satisfechos”.

En total, acuden al certamen 47 cabezas de ganado (37 machos y 10 hembras), procedentes de 16 ganaderías de Salamanca, Toledo, Madrid, Ávila y León, que estarán expuestos y a la venta en la nave 1 del recinto ferial para realizar el concurso que tendrá su entrega de premios el domingo a mediodía, aunque los animales no dejarán las instalaciones hasta el lunes para que los profesionales del mercado y la Lonja de Salamanca puedan disfrutar con estos ejemplares.

El sector está en una situación “complicada, pero es una buena oportunidad para los ganaderos porque los animales tienen una gran calidad morfológica y genética y es un momento para comprar becerros porque aunque no sirvan aún para cubrir los adquieren a un valor más bajo que el que pagarían en otoño, y así pueden prepararlos a su gusto”, señala Guerrero.

La calidad por bandera

En estos momentos en los que la economía está herida, el sector apuesta por la calidad. “Sin lugar a dudas; si compras algo de buena calidad te va a dar un rendimiento mucho mayor y sales ganando y la raza charolesa es la mejor para el cruce con las razas autóctonas como la Morucha, la avileña o la retinta, hay que aprovechar estas oportunidades”.

No obstante, y pese a las dificultades, en lugar de desaparecer ganaderías, se incorporan a la Asociación otras nuevas. “En la Asociación Nacional crece el número de ganaderos porque hemos tenido tres nuevas, una de ellas en Salamanca, otra en Lérida y otra en Cáceres. Si tienes campo enfocado a tener vacas buenas, tienes que tener raza charolesa o razas autóctonas cruzadas y hay que apostar por lo bueno siempre”, concluyó Diego Guerrero.