La Raya lidera la implantación del Plan energético del Gobierno

Municipios. De los 83 adheridos a este proyecto promovido por la AECT Duero-Douro, 42 de ellos son salmantinos. Jornada. Hoy se celebra una sesión informativa sobre la implantación del programa
miguel corral
Representantes de 42 municipios salmantinos ubicados en la Raya hispano lusa, asistirán hoy en Lumbrales a una jornada informativa que tendrá como principal objetivo informar sobre el proyecto de Eficiencia Energética en el Alumbrado Público que promueve la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Duero-Douro y que se implantará en 83 municipios integrados en la AECT pertenecientes a las provincias de Zamora y Salamanca.

De este modo, los pueblos fronterizos españoles de este territorio serán los primeros en implantar las recomendaciones del Plan de Ahorro energético del Ministerio de Industria, pues cabe recordar que el proyecto de alumbrado eficiente fue aprobado en diciembre y deberá estar en funcionamiento a finales de este año con un ahorro para los ayuntamientos del 40% conforme al coste actual, un beneficio que en principio verán compensado en la mejora de sus instalaciones y en un coste cero en cuanto a mantenimiento.

Como ya recogió este diario el pasado mes de febrero, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), órgano dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Energía, concedió a la Agrupación Europea de Cooperación Territorial Duero-Douro una ayuda de 500.000 euros para la optimización energética de las redes de alumbrado público de los pueblos integrantes.

La Dirección General de Energía y Minas procederá a partir de este mes de marzo a la realización de una auditoría en cada uno de los 83 pueblos de la AECT que han apostado por este plan energético, un estudio en el que se recabarán las necesidades en alumbrado público para la posterior contratación a una Empresa de Servicios Energéticos (ESE) que será la encargada de solventar las deficiencias detectadas.

Concluido este paso, a partir del mes de septiembre Duero-Douro procederá a la contratación de esta ESE, mediante procedimiento negociado (diálogo competitivo), que lleve a cabo las mejoras de las redes de alumbrado, así como los servicios de mantenimiento y suministro eléctrico.

Al tratarse de un contrato único, los municipios con mayores deficiencias, en cuanto a la situación de sus redes de alumbrado, serán los más beneficiados, aunque mientras esté vigente el contrato con la ESE, de un modo u otro todos verán reducido el gasto, bien por la incorporación de nuevo equipamiento o simplemente por el mantenimiento del servicio.

Entre los elementos a sustituir en las redes de alumbrado se encuentran las actuales lámparas de mercurio por otras de vapor de sodio, además de luminarias más eficientes. Otras mejoras vendrán con un sistema de encendido de doble nivel, cuadros y cableado.

Ahorro de un 40% del recibo
El ahorro para los ayuntamientos se traduce con esta fórmula de contratación, en que una vez expirado el contrato con la empresa adjudicataria verán reducido sensiblemente el recibo de la luz, pues hasta entonces, deberán abonar a la empresa la misma factura que hasta ahora.

La mejora de las redes para la optimización energética supondrá una reducción de la factura por encima del 40%, la cual será efectiva en las arcas municipales en los cuatro años siguientes a la contratación. Además, otra de las ventajas será la modernización de las instalaciones y el mantenimiento del servicio de alumbrado sin coste alguno para los ayuntamientos, ventajas que se percibirán desde un primer momento.

Los 500.000 euros de ayuda concedidos a la AECT Duero-Douro irán destinados a la empresa que finalmente sea contratada para la ejecución material de las mejoras en las redes de alumbrado. Este contrato será concertado por Duero-Douro por un periodo de cuatro años en el que se incluye el mantenimiento de las redes y el coste de suministro eléctrico, por lo que los ayuntamientos que integren el contrato deberán abonar únicamente a la empresa adjudicataria el gasto anual de consumo eléctrico. Al margen del recibo, el coste para los ayuntamientos será cero.