La publicidad de hojalata, la publicidad de tiempos pasados

Exposición sobre publicidad de hojalata en el Museo del Comercio de Salamanca (Foto:F.Rivas)

La publicidad en carteles de hojalata protagoniza la nueva exposición del Museo del Comercio de Salamanca, hasta el 30 de septiembre.

El Museo del Comercio y la Industria de Salamanca acoge hasta el 30 de septiembre más de medio centenar de hojalatas metalografiadas, en las que se puede hacer un repaso por la publicidad comercial de la provincia, principalmente del pasado siglo.

 

El concejal de Turismo, Julio López Revuelta y el director del Museo del Comercio y la Industria de Salamanca, Miguel García Figuerola, han inaugurado este lunes la muestra titulada ‘Salamanca litografiada’.

 

La hojalata litografiada se utilizó “profusamente” para propaganda empresarial, de tal manera que muchos de estos objetos metalografiados eran concebidos como regalos para clientes y favorecedores.

 

Su utilidad, en otras ocasiones, era servir de portacalendarios o para colgar notas de trabajo, es el caso del ejemplar que se expone anunciando el papel de fumar Bambú, y otras veces su función era “meramente decorativa”.

 

La exposición está estructurada en tres ámbitos: el del comercio de ultramarinos; un segundo ambientado en los ramos de la farmacia y la droguería, que ejercen su labor, en muchos casos, en espacios comunes; y un tercero, menos concreto, en el que pueden verse ejemplares correspondientes al ámbito industrial y  de las compañías de seguros.

 

Aunque la intención del museo era exponer exclusivamente hojalatas metalografiadas encargadas por comercios o empresas salmantinas,  se ha decidido añadir otras que, sin ser específicas de la publicidad local, estuvieron, sin duda, presentes en las calles de la ciudad o en el interior de sus comercios, en su época.

 

Se trata, fundamentalmente, a publicidad de productos farmacéuticos o alimentarios de empresas nacionales que se difundieron por todo el país y que, a buen seguro, se anunciaron en  las farmacias y ultramarinos de Salamanca. Algo similar podemos decir de las hojalatas encargadas a las litográficas por las compañías de seguros, han recordado los organizadores durante su presentación en el Museo del Comercio.

 

ARTISTAS DE LA ÉPOCA

 

 

Detrás de estos trabajos de la época se encuentran artistas como Apeles Mestres, Carlos Vázquez Úbeda o Ramón Casas, que encontraron en la cartelería comercial una fuente complementaria de ingresos.

 

También puede estudiarse, a partir de estos objetos, la entidad de los mensajes comerciales y, a la vez, servir de ilustración sobre algunas características sociales de la época.

 

OBJETOS DE COLECCIÓN

 

El Museo ha reconocido que la mayor parte de las piezas expuestas pertenece a la colección de Blas Prados González, que ha sido expuesta en varias ocasiones en la provincia salmantina.

 

 

La intención del museo, al volver a exponer esta colección, ha sido darle un “enfoque diferente”. “Lejos de la vertiente más etnográfica, interesa reflejar ahora el uso publicitario de la hojalata y, fundamentalmente, su papel desarrollado en Salamanca”, han explicado.

 

A la colección de Blas Prado González se han sumado piezas de Luis Angoso, Luis Marcos y Rogelio Ingelmo, colaboradores habituales de esta institución, unidas todas ellas a las existentes en los fondos del museo.

 

La exposición estará abierta al público hasta el 30 de septiembre y en el transcurso del verano se editará un catálogo que recoja las piezas que  se muestran en las salas del museo.