La pubalgia de Toti no es grave, pero será baja contra el Hércules

FECHA DE REGRESO. Volverá al grupo únicamente cuando el dolor haya remitido, pero es casi imposible que llegue al domingo. LE DUELE. Ayer tampoco entrenó porque las molestias siguen siendo fuertes
D. G.

El jugador del Salamanca Toti recibió ayer la confirmación de que padece una pubalgia de grado uno que le mantendrá apartado de los terrenos de juego por un periodo indeterminado, que estará marcado por las propias molestias que sienta el jugador. Por el momento, el jugador estará parado y es prácticamente seguro que no podrá jugar el domingo contra el Hércules. Se espera que pueda volver a estar a disposición de D’Alessandro para el encuentro contra el Recreativo. Eso sí, todo depende de cómo evolucione el dolor.

Ayer, de momento, Toti continuaba con fuertes dolores en la zona afectada y tampoco entrenó. Por la mañana se sometió a una resonancia magnética que determinó que padece una pubalgia, pero que no es tan grave como cabía esperar. El futbolista fue infiltrado y hoy también estará parado. El tratamiento al que está siendo sometido le obliga a ello al menos hasta que comience a sentir menos dolor. Será entonces cuando empiece a trabajar con el resto del grupo. El doctor Garrido, responsable de los servicios médicos de la UDS, era optimista respecto a la lesión del canterano: “Es una pubalgia, pero no es demasiado grave. Lo primero que vamos a hacer es controlar el dolor que él tiene y luego poco a poco vamos a ir metiéndole en el grupo. Lleva un par de días con bastante dolor y por eso hay que cuidarlo al máximo”. La pubalgia de Toti es, por ejemplo, bastante más leve que la del madridista Kaká, que no juega desde el mes de diciembre.