La provincia salmantina, a la cabeza en número de sanciones a transportistas

Las sanciones por burlar los tiempos de conducción y descanso al volante motivan el 44,17% de las denuncias puestas en las carreteras de Castilla y León a transportistas de mercancías y viajeros.
T. D. S.

Esta infracción es la predominante entre los profesionales, por delante de la manipulación o carencia de tacógrafo, el exceso de peso en la carga o la ausencia de autorización para ejercer esta actividad. En total, el número de denuncias en la Comunidad alcanzó las 18.042 el pasado ejercicio, 1.143 de ellas en la provincia de Salamanca, donde secontrolaron a 6.193 vehículos. De ellos, 4.418 nacionales (4.081 de mercancías y 337 de viajeros) y 1.775 extranjeros (1.698 de mercancías y 77 de viajeros). De esta manera, se denunció al 18,45%, casi uno de cada cinco, de los transportes controlados en Salamanca, el mayor guarismo de Castilla y León.

La Consejería de Fomento efectuó en virtud del Plan de Inspección de Transportes por Carretera de Castilla y León 141.715 controles el pasado año en el conjunto de la Comunidad. De los vehículos controlados, 113.555 correspondieron a empresas nacionales de mercancías y viajeros y 28.160 a internacionales. Por tanto, las sanciones a profesionales del país representan la mayoría (16.551), frente a los extranjeros (1.491). Fomento controló 126.934 vehículos dedicados al transporte de mercancías, 101.757 nacionales y 25.177 internacionales, y 14.851 de viajeros, 11.798 nacionales y 3.053 internacionales. Aunque el número de controles realizados en 2010 descendió respecto a los practicados en 2009, cuando se contabilizaron 157.175 y 21.686 denuncias, y 2008, con 152.693 inspecciones y 21.979 sanciones, el porcentaje de profesionales denunciados ha descendido ligeramente.

En tres años, se observa que el porcentaje de vehículos denunciados ha pasado del 14,39% al 12,73%, es decir, ha descendido en casi dos puntos. Casi nueve de cada diez vehículos controlados en 2010 no fueron sancionados. Además, pese a que el número de controles cayó entre 2008 y 2010 un 7,18%, el de las sanciones lo hizo en un 17,91%. Las multas entre los transportistas nacionales también se rebajaron respecto a 2009 un 16,29% y entre los internacionales, un 28,23%.

Por provincias, el 20,4% de los 141.715 controles efectuados se realizaron en las carreteras segovianas (28.918). Una cifra ligeramente inferior se llevó a cabo en Burgos (21.675), donde se practicaron el 15,29%; en León, el 13,36% con 18.936; Zamora, el 12,11% con 17.169 inspecciones; Palencia, el 11,66% con 16.530 controles, y en Valladolid, el 10,82% con 15.347. Un menor número se efectuaron en Soria (8,28%), Salamanca (4,37%) y Ávila (3,67%), con 11.741, 6.193 y 5.206, respectivamente.

El número de denuncias se distribuyó de forma similar. En las carreteras abulenses se sancionó a 739 vehículos; en las burgalesas, 3.193; en las leonesas, 2.781; en las palentinas, 1.735; en las salmantinas 1.143; en las segovianas, 2.039; en las sorianas, 1.490; en las vallisoletanas, 2.802 y en las zamoranas, 2.103. Por tanto, el análisis de la relación entre denuncias y controles refleja que los transportistas salmantinos fueron los más sancionados, con un 18,45% de denunciados, por delante de los vallisoletanos, con un 18,25%. Los más respetuosos han sido los segovianos, con un 7,05% de sanciones a los vehículos controlados.

Por otra parte, la Junta ha realizado 479 inspecciones en empresas para comprobar el cumplimiento de los tiempos de conducción.