La provincia pierde 20.000 afiliados y 38 millones en cotizaciones desde 2008

Oficina de prestaciones de la Plaza del Poniente, en Valladolid. TRIBUNA

Una nueva merma de las afiliaciones deja sin valor el menor aumento del paro desde que empezó la crisis. La reducción de trabajadores cotizando hace que se resientan las cotizaciones a la Seguridad Social mientras sube el gasto por prestaciones.

Los datos con los que se ha despedido el año laboral dejan una sensación extraña, con el buen sabor de boca de la merma del paro en la provincia, pero el regusto de unos datos no del todo positivos. Salamanca ha sido capaz de reducir, aunque sea simbólicamente, el paro registrado, y se apunta la primera mejoría en muchos años. Sin embargo, esto no se hace extensivo a los datos de afiliación, los que realmente marcan la creación de empleo. Así, mientras la afiliación se ha apuntado la bajada nacional más discreta de los últimos años, un -0,53%, en Salamanca se multiplica por tres y ha perdido un 1,53%. Esto supone que se termina el año con 415 parados menos, pero ante todo con 1.696 trabajadores que han dejado de cotizar al sistema.

 

La provincia acumula de este modo un importante déficit en la materia. De hecho, desde que empezó la crisis ha cedido buena parte de su capacidad para crear empleo. A finales de 2007 eran 127.447 los dados de alta en los distintos regímenes de cotización, y ahora no pasan de los 108.908 con que, según el Ministerio de Empleo, ha terminado el año el mercado laboral provincial. Una merma de casi 20.000 puestos de trabajo en los años de la crisis.

 

Esto tiene su efecto en los ingresos por cotizaciones. En una respuesta parlamentaria registrada en el Boletín Oficial del Congreso de los Diputados, se ofrecen datos oficiales sobre lo que suponen las cotizaciones. Según las cifras, la provincia sumaba ingresos por cotizaciones por valor de 630.781.540 euros y, a finales de 2012 (último dato disponible), habían caído hasta los 592.500.090 euros. Es decir, 38 millones de euros de diferencia de recaudación y un acumulado de reducción de ingresos desde entonces de otros 38 millones de euros.

Noticias relacionadas