La provincia cuenta con 46.000 hectáreas de monte para la recogida de setas

La Diputación y la Junta firman un convenio para la regulación y comercialización de los recursos micológicos
Los amantes de las prácticas micológicas (o recogida de setas y hongos) están de enhorabuena gracias al convenio firmado por la Diputación de Salamanca y la Junta de Castilla y León para la regulación de los recursos micológicos en la Comunidad. De hecho, la provincia de Salamanca contará con un total dce 46.000 hectáreas de monte para la práctica de esta actividad que da el pistoletazo de salida el próximo 15 de octubre.

Este programa, que ya se establece desde hace varios años en Soria, se amplía ahora a otras siete provincias de la Comunidad para dar cabida a todos los profesionales que se dedican a esta actividad cuenta también con la colaboración de 34 ayuntamientos (más dos de Cáceres) "agrupados en dos divisiones realizadas para llevar a cabo este proyecto: la Sierra de Francia, Béjar y Quilamas y El Rebollar para que loa amantes de esta práctica, profesionales o no, tengan las mayores facilidades", señaló el diputado de Medio Ambiente, José Prieto.

La Diputación invertirá para este nuevo proyecto un total de 280.000 euros y cuenta con la colaboración de varias asociaciones forestales, ayuntamientos de la provincia y demás profesionales del sector.

Licencias para la actividad
Sin duda, uno de los puntos más importantes hace referencia a las licencias que debe sacarse cada profesional para la práctica de esta actividad para "lo que hay establecidos un total de 72 puntos autorizados, ya sean ayuntamientos o locales con permiso y los tipos de licencias se han agrupado en siete en lugar de las 36 de antes con varios precios según la actividad", apuntó Javier Galán, jefe del servicio de Medio Ambiente.

Este programa, según palabras de Galán, "responde a las inquietudes de los aficionados a esta actividad para que todo se regule de un modo más correcto". En cuando a la cifra de licencias, "aún no se sabe nada porque se trata de una iniciativa nueva", y en cuanto a posibles sanciones "habrá un periodo transitorio para que la gente se vaya educando en hacer las cosas bien, pero luego al que cometa un delito se le casgará como el que incumple la ley en la caza u otras actividades", destacó Galán.

Por último, destacó que son un total de 56 especies de setas y hongos las que pueden recogerse, "aunque es necesario conocer cómo y qué puede comerse", dijo Galán. Para ello, ya se realizaron siete cursos en los que participaron un total de 175 alumnos.