La producción de cereales de invierno se resiente por la climatología adversa

ASAJA Salamanca ha publicado la estimación de la cosecha de 2013 para la provincia, rebajando las expectativas de la Comisión Estadística Agraria.

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Salamanca ha hecho pública la estimación de la cosecha de cereales de invierno de 2013 para la provincia, a la que su presidente, Luis Ángel Cabezas, ha calificado de “normal”, y la ha situado lejos de las previsiones que la tildaban de “buenísima o excelente”.

 

El clima de frío y lluvia predominante durante el mes de marzo, en el que el pluviómetro de la Asociación registró 117 litros (el marzo más lluvioso desde 1979), ha causado numerosos problemas que han desembocado en una pérdida de rendimiento en los terrenos sembrados. Tierras encharcadas, abonados fuera de tiempo o mediante helicópteros –lo que ha aumentado los costes de producción- y tratamientos fitosanitarios tardíos no han ayudado al estado de los cereales.

 

Luis Ángel Cabezas también ha reivindicado la posibilidad de que se realicen quemas controladas de bromo en algunas zonas específicas de la provincia, desde las que las esporas se extienden y cubren terrenos sembrados.

 

Basándose en la primera estimación de la Comisión Estadística Agraria, que ASAJA ha rebajado basándose en los resultados que se están obteniendo en Andalucía y Extremadura –con cosechas un 10 por ciento menores a las esperadas en muchos casos- y en la previsión del tiempo para el mes de junio, previsiblemente veraniego a partir de esta semana, la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Salamanca ha elaborado una estimación de la producción de cereales de invierno para 2013.

 

Así, el trigo de secano contará con 60.524 hectáreas, con una producción media de 2,58 toneladas por hectárea, mientras que el de regadío tendrá 5.280 hectáreas con una producción media de 4.18 toneladas por hectárea; En el caso de la cebada, la de secano contará con 41.634 hectáreas y una producción media de 2.05 toneladas por hectárea, y la de regadío con 4.584 hectáreas y una producción media de 3,45 toneladas por hectárea; la avena de secano tendrá 13.541 hectáreas con una producción media de 1,87 toneladas por hectárea, y la de regadío 1.188 hectáreas con una producción media de 2,33 toneladas por hectáreas; el centeno de secano contará con una superficie de 10.809 hectáreas y una producción media de 1,72 toneladas por hectárea, y el de regadío tendrá 488 hectáreas de superficie y 2,66 toneladas de producción media por hectárea.

 

Desde ASAJA prevén que la cosecha de este año comience en la provincia de Salamanca el 29 ó 30 de junio, lo que supondría un retraso de unos cinco días respecto de la fecha de inicio habitual, siempre que se mantenga la mejoría prevista en el tiempo para las próximas semanas.