La primera llave hacia el título la tiene el gran rival

LA ‘SEMI’ YA NO BASTA. Los dos equipos han sido finalistas y el deseo de ambos es repetir
T. S. H.

Durante años doblegar a Ros Casares era el reto casi inalcanzable para Avenida pero ahora más que nunca siente que llega en igualdad de condiciones, e incluso un paso por delante, a su rival. Ambos firmaron una fase casi perfecta y tanto en octavos como en cuartos supieron aprovechar el factor cancha aun cuando Ros necesitó de un duelo más para superar a Euroleasing. Por presupuesto se diría que Ros tiene un mayor potencial pero la realidad es que Avenida supo hacer un equipo de mayor calidad con menos dinero y le ha sacado más jugo a su bloque. Sus números, teniendo en cuenta que Ros ha jugado un partido más, son similares así que la semifinal deparará otro clásico de infarto con un premio que ambos ansían.