La prima de riesgo española sigue escalando hasta niveles nunca vistos

El presidente del Banco Central Europeo ha asegurado que la institución no tiene como función resolver los problemas financieros de los Estados

 La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años en relación con los alemanes marcaba este lunes un nuevo récord histórico al superar por primera vez la cota de los 640 puntos básicos y elevar la rentabilidad por encima del umbral del 7,5%

   En concreto, el diferencial de la deuda española respecto al 'bund' se situaba a las 9.32 horas en 640,10 puntos básicos, tras haber iniciado la sesión en 612,6 puntos, después de que el interés alcanzara el 7,521%.

   La aprobación por parte del Eurogrupo del paquete de hasta 100.000 millones de euros en ayudas a la banca española el pasado viernes no ha servido para disipar la incertidumbre sobre la deuda española, incrementada incluso tras conocerse la decisión del Gobierno valenciano de pedir la adhesión al mecanismo de la liquidez autonómica aprobado por el Consejo de Ministros en su reunión del pasado 13 de julio.

   La prima de riesgo española continúa de esta forma con su escalada tras conocerse las nuevas previsiones macroeconómicas del Ejecutivo, que suponen prolongar la recesión en 2013, con una caída estimada del PIB del 0,5% y una tasa de paro superior al 24%.

   Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) anunciaba también el viernes que deja de aceptar por el momento los instrumentos de deuda emitidos o plenamente garantizados por el Gobierno griego como avales en las operaciones de política monetaria del Eurosistema.

   Este fin de semana, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que la institución no tiene como función resolver los problemas financieros de los Estados, frente a las voces que piden al BCE una mayor implicación para resolver la crisis económica que afecta a la eurozona.

   "Nuestra función consiste en asegurar la estabilidad de los precios y contribuir a la estabilidad del sistema financiero con una completa independencia", explicó Draghi en una entrevista al diario francés 'Le Monde'